Musguito

Red de Aliados para la Sinergia
en la Gestión
Ambiental del Estado Lara

Correo-E: reflexionambiental @ gmail.com
(sin espacios)

"Uniendo Voluntades Hacia el Desarrollo Endógeno Comunitario Ambientalmente Sustentado"

 

 Inicio | Índice | Índice Alfabético | Presentación | Objetivos | Efemérides

Musguito | Caracterización | Problemática | Helechos | Cardenalito

Documentos | Reflexión | Bosque Macuto | Valle del Turbio | Titicare

ANAPRO | Salud | Biblia y Ambiente | Ambiente y Socialismo | Legislación

Red de Aliados | Promotores Socio-Ambientales | Galería | Agenda | Programa

Minutas | Mensajes | Patrocinantes | Enlaces | Noticias | Correos | Visitas

 

Red de Comunicación e Información Ambiental

Ingresa en
http://mx.groups.yahoo.com/group/musguito/join

para recibir nuestros Boletines Informativos

Consultar este grupo

Grupos de Google
Suscribirte a Sinergia Lara
Correo electrónico:
Consultar este grupo

Coloca nuestros correos en tu lista de contactos admitidos, para recibir nuestros Boletines Informativos.

reflexion_ambiental@yahoo.com.mx

reflexionambiental@gmail.com y sinergialara@gmail.com 

Colabora con el Mantenimiento de este sitio web Musguito
dando un aporte mensual fijo como Patrocinante Personal o Institucional

 

Campaña Ambiental "Conservando el Cardenalito"

"Proteger la Vida Silvestre es Conservar la Vida Humana"

 

Por el Profesor: ANTONIO RIVERO MENDOZA © Copyright

  

El Cardenalito de Venezuela (12)

 

Cardenalito Parte 1 | Parte 2 | Parte 3 | Parte 4 | Parte 5 | Parte 6 | Parte 7

Parte 8 | Parte 9 | Parte 10 | Parte 11 |  Parte 12  | Parte 13 | Parte 14 | Parte 15

Parte 16 | Parte 17 | Parte 18 | Parte 19

XII. Estado Actual del Cardenalito en Venezuela

Presentación | Preámbulo | Introducción | I. Importancia y Justificación del Problema

II. Metodología | III. Características Generales del Ave | IV. Distribución poblacional

V. Antecedentes Históricos | VI. Alimentación | VII. Reproducción, cría e hibridación

VIII. Enemigos | IX. Captura y mortalidad | X. Enfermedad y tratamiento

XI. Comportamiento | XIII. Conclusiones | XIV. Recomendaciones

Bibliografía | Anexo A | Anexo B | Anexo C | Anexo D

Documentos en la Web sobre el Cardenalito de Venezuela

 

CAPÍTULO XII: ESTADO ACTUAL DEL CARDENALITO EN VENEZUELA

Su ecología se ha ido reduciendo con el desarrollo de otras actividades.

Con 22 años de experiencia en cuanto al estudio del Cardenalito, el autor ha logrado obtener amplios conocimientos sobre este pájaro. No obstante, para actualizar y tener una información más precisa y veraz sobre la existencia real de esta especie, se realizaron, entre Enero de 1981 y Mayo de 1982, 249 viajes de campo (Anexos A y B), dirigidos especialmente hacía la búsqueda de Cardenalitos, así como para recoger y analizar todos aquellos datos que estuvieran relacionados con su ecología y con su comportamiento.

Así mismo, el autor se apoyó en la experiencia de aproximadamente 80 personas conocidas, que se dedican a la captura de este pájaro. A través de ellos, se obtuvieron cuantiosas informaciones relacionadas con su exterminio en amplias zonas que se extienden desde la Región Oriental del país, hasta muchas otras, pero de manera sucesiva. (Fig. 3).

Hoy en día, se sabe que apenas queda una población estimada entre 2.000 y 20.000 pájaros que aún viven en estado natural en sólo dos áreas de Venezuela: con unos 4.500 individuos en los Estados Lara y Falcón, que representa el 75% aproximadamente, y la otra, en la Región Capital y Región Central, con unos 1.500 ejemplares, entre los límites de los Estados Miranda, Guárico y Anzoátegui. (Fig. 3).

A través de suficiente información adicional suministrada por varios autores y otras personas que conocen de este pájaro, se obtuvieron mayores evidencias en cuanto al estado actual del Cardenalito. No obstante, para hacer esta evaluación hace falta establecer, con mayor detalle, la condición de este pájaro en el pasado.

1. Phelps y Phelps Jr. (1963) lo señalaron en: Colombia, en Villa Felisa, al Sur de Cúcuta; en Trinidad, en Isla Monos; y en Venezuela, en los Estados Monagas, Sucre y Mérida.

2. J. Romero, ornitólogo del Instituto Universitario Pedagógico de Maturín, en 1978, utilizando un mapa, dio personalmente al autor una información minuciosa de: los sitios principales en donde existía en el Estado Monagas; las fechas y lugares de nidificación; las áreas de alimentación y las principales plantas que le suministran alimento.

Posteriormente, en 1980, envió una comunicación personal con mayores informaciones con fechas desde 1964 hasta 1976. En este último año, él presume que se extinguió la especie en el Estado Monagas.

3. Vicente Sen, canaricultor y ornitófilo de Caracas, suministró en 1980, informaciones con datos sobre la distribución, la época de reproducción, los sitios de alimentación y las plantas que le sirven de alimento. Todos en los Estados Miranda, Guárico y Anzoátegui.

4. Héctor Silva, ornitólogo del Instituto Tecnológico del Yaracuy, en 1980, condujo al autor por los distintos sitios en donde existió el Cardenalito en Nirgua del Estado Yaracuy. Fue pajarero (hoy conservacionista) y tiene amplios conocimientos sobre la ecología y comportamiento del Cardenalito, los cuales suministró al autor con lujo de detalles.

Se puede afirmar que, aunque una amplia experiencia no reemplaza una metodología rigurosa de la ciencia, resulta de mucha validez en este campo.

Estos árboles cubiertos de bromeliáceas, fueron refugios naturales del ave; hoy se observan desiertos, en espera de que sean repoblados.

Se concluye, con mucho fundamento, que la extinción total ocurrió en las poblaciones de Trinidad desde hace 30 años, en Colombia hace muchas décadas y que en Venezuela ha ocurrido progresivamente en la Región Oriental y Región Occidental. Hoy en día, solamente existen pequeñísimas poblaciones sobrevivientes en apenas cinco sitios de dos regiones: la Capital y Central y la Centroccidental (Estado Falcón, Lara, Portuguesa y Yaracuy). (Fig. 3).

Para obtener una visión más amplia y precisa del estado actual del Cardenalito, se hace necesario presentar las informaciones que se tienen de estas dos regiones.

Las Regiones Central y Capital, fueron estudiadas por Sadie Coats, mientras que la Centroccidental, fue analizada por el autor.

En Enero de 1981, se diseñó una metodología tendiente a determinar la existencia del Cardenalito en casi todos los lugares ya conocidos donde existe o existió este pájaro.

Para poder concretar con mayor precisión la existencia o no de la especie, en un área determinada, se colocó un pájaro “pitador” cuyas “llamadas” tenían una cobertura radial, supuestamente de 1 km2. Se logró así confirmar que en amplias zonas, hipotéticamente sin Cardenalitos, en la realidad no fueron encontrados y teóricamente puede afirmarse que no existen.

En otras zonas en donde se esperaba encontrar por lo menos algunos pájaros, tampoco aparecieron. Ante esta situación se tuvo que reformular la hipótesis, hasta la no existencia de la especie en la zona o que posiblemente llegaban, pero en otros meses del año.

También se sabía de zonas donde todavía existían, teóricamente, los pájaros, y se logró confirmar estas suposiciones. No obstante, en este último caso se lograron en la Región Centro Occidental solamente cuatro (4) confirmaciones, de un total de 20, donde se sabía que deberían existir, todavía, Cardenalitos. (Anexo A).

La población está en un estado realmente crítico en cuanto al número de individuos.

Como base de comparación de la Región antes citada, con la Región Capital y Central, en esta última se lograron cuatro (4) confirmaciones de 16 lugares esperados. En ambos casos, las poblaciones existentes son muy escasas (Anexo A).

Estas dos regiones, a pesar de que son muy semejantes en cuanto a lo difícil de localizar Cardenalitos, son muy diferentes en relación a la clase y cantidad de personas que se dedican a perseguir y capturar este pájaro.

En la Región Capital y Región Central apenas se observaron sólo dos (2) campesinos entrenados en la captura del Cardenalito, uno de ellos sin pájaros “pitadores”. En esta región, esencialmente, todas las capturas las realizan los pajareros de las ciudades, quienes se movilizan a ciertos lugares, que ellos conocen que existen o están llegando Cardenalitos. Estos, generalmente, lo hacen los fines de semana, los días feriados o en los dos períodos vacacionales: Semana Santa y Diciembre.

En contraste, en la Región Centroccidental se logró identificar, además de pajareros, 65 campesinos especializados en la captura de este pájaro (Capítulo VIII “Enemigos”). Dicho número comprueba y pone de manifiesto que existe una presión mucha más fuerte hacia las diezmadas poblaciones de Cardenalitos en esa zona.

Los pájaros “pitadores” que el autor utilizó para la búsqueda de Cardenalitos silvestres, tuvieron una mayor efectividad, para localizar y detectar los Cardenalitos en cautiverio que eran usados como señuelos por los campesinos lugareños.

Se supone que la problemática ecológica de tipo conservacionista por la cual atraviesa el Cardenalito en la Región Centroccidental, es mucho mayor que la que ocurre en las Regiones Capital y Central. No obstante, la extinción por completo ocurrirá en ambos casos, en un lapso de 1 a 2 años si continúa esta situación.

La población total existente en Venezuela es una estimación basada fundamentalmente en la experiencia, porque todavía no se ha realizado un verdadero censo, que arrojaría datos de una mayor precisión. Sin embargo, dada una población de 2.000 a 20.000 pájaros, donde siempre son capturados cientos de ellos en una semana en un solo sitio (Cuadros 2 y 3), se llega a la misma conclusión, de que la especie se extinguirá rápidamente en estas dos últimas zonas, como lo ha hecho en el resto de sus antiguas áreas de distribución. (Fig. 3).

Para afirmar este hecho, a continuación se resume la información obtenida, de capturas masivas realizadas durante los últimos 8 años, tanto en las Regiones Capital y Central, como en la Centroccidental.

En el Cuadro N° 2, las cifras fueron suministradas por Domingo Conde, mientras que las del Cuadro N° 3 resultaron de la recopilación realizada por el autor, con la ayuda de Dimas Bolívar, Ramón Ramírez, Marcial Rodríguez y Cándido Riera.

Los colores de la hembra, guardan estrecha semejanza con la Barba de Palo, conformando un conjunto similar con el ambiente que lo rodea.

Toda esta información proviene de un grupo de pajareros que, por supuesto, ha tomado interés en saber muchos aspectos sobre este pájaro. Ellos siguen siendo, en la mayor parte de los casos, los más interesados en la conservación de esta especie.

Está comprobado que el Cardenalito es fácil de capturar. Además, por ser de hábitos gregarios (Capítulo XI “Comportamiento”), acostumbra a reunirse en grandes grupos, tanto en la época de reproducción, como cuando se está alimentando en un área determinada. Cuando los pajareros los localizan, empiezan a capturarlos, pero como este pájaro no sabe ni ha aprendido a defenderse de estos depredadores (Capítulo VIII “Enemigos”), terminan por atrapar a casi todos los individuos del grupo.

A pesar de todo lo dicho, el autor en el lapso de 1981 a 1982, tan sólo alcanzó a observar pequeños grupos, el mayor de ellos constituido apenas por 11 Cardenalitos (Anexo A).

Es evidente que este pájaro tiene dos modalidades de vivir en el campo, en grupos grandes y pequeños. Casi todos los grupos grandes fueron vistos en los meses de Abril a Junio y de Octubre a Diciembre y por lo general, en lugares montañosos de campos abiertos de 500 a 1.500 m.s.n.m.

Los grupos tanto grandes como pequeños vistos en tierra cálida, usualmente se movilizan en busca de alimento durante los meses de Junio a Septiembre. A veces hacen recorridos hasta de 50 Km. de distancia desde sus hábitats adecuados para la nidificación (Capítulo VII “Reproducción”), hasta los de alimentación en dicha tierra cálida.

Se piensa que es frecuente que estos pájaros realicen migraciones de hasta 50 Km. Es evidente que cuando la bandada se desplaza, atrae a otros Cardenalitos durante su recorrido (Capítulo XI “Comportamiento”). No obstante, existen evidencias concluyentes de que en algunas zonas cierto grupo de pájaros no se desplaza hacia otros lugares, a pesar de que la distancia entre uno y otro grupo es relativamente corta (menor a 50 Km.), y de que no existen barreras naturales de importancia que lo impidan.

Evidencias concluyentes de esta exclusividad, se deduce de lo siguiente:

En la Región Centroccidental existieron hace años tres poblaciones de Cardenalitos bien definidas y distintas en cuanto a “llamadas” y cantos: El “Trairú”; el “Tilo” y el “Clavo Caliente o Tilo Mocho”. El “Trairú” estaba disperso (Capítulo IV “Distribución”, Fig. 3) en las estribaciones Nororientales Andinas, y según el conocimiento común, era un pájaro más pequeño, pero con un rojo muy intenso, razón por la cual era el más solicitado para el cruzamiento con el canario.

Este tipo de Cardenalito desapareció en el campo, pero aún sobreviven algunos ejemplares en cautiverio, reconocibles por su canto, aunque hoy en día lo tienen desmejorado y empobrecido.

El “Tilo”, por el contrario, estaba distribuido en las Serranías de Aroa, en el Distrito Crespo del Estado Lara y en el Macizo de Nirgua del Estado Yaracuy (Fig. 3). Fue un pájaro bastante utilizado porque era largo y delgado, aunque con un rojo menos intenso. Por su canto, tenía un valor intermedio entre las poblaciones existentes para tal fecha. Se habla de él en tiempo pasado, porque también desapareció. No existen ejemplares disecados para contrastar las características de estas diferentes poblaciones. La única población que sobrevive en el campo es la del “Tilo Mocho”, al Norte del Estado Lara y en el Estado Falcón. El canto y las “llamadas” de este pájaro, son parecidas a las de las poblaciones que existen en las regiones Capital y Central.

Por haber desarrollado una vocalización diferente en las distintas zonas, se deduce que los pájaros se movilizan muy poco de una de estas áreas a otras.

No obstante, los viejos pajareros de Barquisimeto señalan que en un nacimiento de agua que existió en la población de Algarí, en los meses de Abril a Junio llegaban a tomar agua y a comer los tres tipos de pájaros anteriormente descritos. Esto permitió que los “Trairú” copiaran las llamadas de los “Tilos” y viceversa. De esta manera, aparecieron para 1950 los famosos pájaros “Trairú-Tilo” y “Trairú-Fio Tiolio”. Por el contrario, también se habla de que los “Tilos Mochos”, le dañaron el canto a algunos Cardenalitos, tanto al “Tilo” como al “Trairú” en este mismo pueblo. Es posible que estos pájaros de canto diferente, fueran el resultado de su cruzamiento.

El Cardenalito está en inminente peligro de extinción; quizás quedan tan sólo dos de las muchas poblaciones silvestres originales: una en las Regiones Capital y Central y la otra en la Región Centroccidental (Fig. 3).

Se hace notar al lector, que es obvio que muchas de las informaciones referentes a nombres y sitios donde vive este pájaro, no se deben publicar, hasta tanto se extinga el Cardenalito o hasta que su población llegue a recuperarse ampliamente.

 

Cardenalito Parte 1 | Parte 2 | Parte 3 | Parte 4 | Parte 5 | Parte 6 | Parte 7

Parte 8 | Parte 9 | Parte 10 | Parte 11 |  Parte 12  | Parte 13 | Parte 14 | Parte 15

Parte 16 | Parte 17 | Parte 18 | Parte 19

XII. Estado Actual del Cardenalito en Venezuela | Documentos en la Web sobre el Cardenalito de Venezuela

Helechos  <    arriba  >  Documentos

 

El Cardenalito de Venezuela

Texto y Fotografías: Profesor Antonio Rivero Mendoza

Digitalización, Diseño Gráfico y Adaptación Web: Francisco Lau

Es vital que cada uno aporte lo mejor de lo suyo en cuanto a sus potencialidades, tiempo y esfuerzo, tanto personal como institucional, a fin de poder llevar adelante nuestras programaciones para este año.

¡¡¡ El futuro de Venezuela, del Estado Lara, del Semiárido y del Cardenalito dependen del compromiso de todos !!!

2010: Año Internacional de la Diversidad Biológica

 

2005-2015: Decenio Internacional para la Acción “El agua, fuente de vida”

 

Campaña Ambiental "Conociendo a Musguito"

Red de Aliados para la Sinergia en la Gestión Ambiental del Estado Lara

Sitio Web "Musguito": http://musguito.net.ve

Administrador Web: Francisco Lau

A.C. Conservación del Ambiente (CONAMBIENTE)

Dirección Postal: Apartado Postal 549, Barquisimeto 3001-A, Estado Lara, Venezuela

Correo Electrónico: reflexionambiental @ gmail.com / sinergialara @ gmail.com (sin espacios)

Boletín Electrónico "Musguito":  http://mx.groups.yahoo.com/group/musguito (musguito@yahoogrupos.com.mx)

Grupo "Sinergia Lara":  http://groups.google.com/group/sinergia-lara (sinergia-lara@googlegroups.com)

Solicitamos apoyo financiero (vía patrocinio) para seguir manteniendo y ampliando este sitio web

Foto de fondo: Lic. (Biol.) María Silvina Ussher M. - ilustración de Musguito: Arq. Sandro Bellosta - Adaptación y Diseño web: Francisco Lau

Logo

Este Sitio Web recibe apoyo mediante el patrocinio de su Institución (?) desde Enero de 2010.

Creada: 30/06/2009  -  Actualizada: 26/07/2009