Musguito

Red de Aliados para la Sinergia
en la Gestión
Ambiental del Estado Lara

Correo-E: reflexionambiental @ gmail.com
(sin espacios)

"Uniendo Voluntades Hacia el Desarrollo Endógeno Comunitario Ambientalmente Sustentado"

 

 

Inicio | Índice | Índice Alfabético | Presentación | Objetivos | Efemérides

Musguito | Caracterización | Problemática | Helechos | Cardenalito

Documentos | Reflexión | Bosque Macuto | Valle del Turbio | Titicare

ANAPRO | Salud | Biblia y Ambiente | Ambiente y Socialismo | Legislación

Red de Aliados | Promotores Socio-Ambientales | Galería | Agenda | Programa

Minutas | Mensajes | Patrocinantes | Enlaces | Noticias | Correos | Visitas

 

Red de Comunicación e Información Ambiental

Ingresa en
http://mx.groups.yahoo.com/group/musguito/join

para recibir nuestros Boletines Informativos

Consultar este grupo

Grupos de Google
Suscribirte a Sinergia Lara
Correo electrónico:
Consultar este grupo

Coloca nuestros correos en tu lista de contactos admitidos, para recibir nuestros Boletines Informativos.

reflexion_ambiental@yahoo.com.mx

reflexionambiental@gmail.com y sinergialara@gmail.com 

Colabora con el Mantenimiento de este sitio web Musguito
dando un aporte mensual fijo como Patrocinante Personal o Institucional

 

Campaña Ambiental "Conservando el Cardenalito"

"Proteger la Vida Silvestre es Conservar la Vida Humana"

 

El Cardenalito de Venezuela (6)

 

Por el Profesor: ANTONIO RIVERO MENDOZA © Copyright

  

Cardenalito Parte 1 | Parte 2 | Parte 3 | Parte 4 | Parte 5 |  Parte 6  | Parte 7

Parte 8 | Parte 9 | Parte 10 | Parte 11 | Parte 12 | Parte 13 | Parte 14 | Parte 15

Parte 16 | Parte 17 | Parte 18 | Parte 19

 VI. Alimentación

Presentación | Preámbulo | Introducción | I. Importancia y Justificación del Problema

II. Metodología | III. Características Generales del Ave | IV. Distribución poblacional

V. Antecedentes Históricos | VII. Reproducción, cría e hibridación | VIII. Enemigos

IX: Captura y mortalidad | X. Enfermedad y tratamiento | XI. Comportamiento

XII. Estado Actual del Cardenalito en Venezuela | XIII. Conclusiones | XIV. Recomendaciones

Bibliografía | Anexo A | Anexo B | Anexo C | Anexo D

Documentos en la Web sobre el Cardenalito de Venezuela

 

CAPÍTULO VI: ALIMENTACIÓN

En las zonas donde se encuentra este pájaro abunda el clavelito (Wedelia calycina), planta por la que tiene especial preferencia. Al madurar sus flores se encuentra en su interior unas semillas de color negro, las cuales le sirven de alimento.

Cuando come el Clavelito, lo hace agarrando el fruto con una de sus patas, al igual que la familia de los loros (Psittacidae), y luego con el pico va sacando las semillas que contiene.

En la familia de los Fringílidos, el Cardenalito es quizás uno de los pájaros que mejor se ha adaptado a comer la gran variedad de alimentos que encuentra en su medio natural. Estos van desde las semillas que constituyen su principal fuente de nutrición, hasta los frutos, las hojas, los pétalos, el néctar de ciertas flores, y pequeños insectos, estos últimos, especialmente, en la época de la reproducción.

Se ha observado que su dieta varía ampliamente según la época del año, es decir, que desde Enero a Diciembre van apareciendo y desapareciendo en el campo, distintos alimentos que él sabe como aprovechar a plenitud.

Por otra parte, este pájaro es capaz de encontrar, a su debido tiempo, todas aquellas plantas que le suministran alimento, las cuales encuentra desde el nivel del mar, hasta los 1.500 m. de altitud, aproximadamente, a la vez que se desplaza con este mismo fin, por las zonas áridas, semiáridas y subhúmedas.

Aunque es muy poco lo que realmente se sabe sobre las migraciones regionales que realiza este pájaro, se ha observado y comprobado que sus movilizaciones y dispersiones están más estrechamente relacionadas con aquellos tipos de vegetación que poco a poco le van suministrando alimento durante todo el año, que con el clima y el relieve que pudiese encontrar en sus distintas áreas de distribución, los cuales probablemente sean secundarios.

En este trabajo se describirán, los principales alimentos que el Cardenalito suele encontrar en la Región Centroccidental, en donde el autor ha centrado el estudio de su ecología y de su comportamiento, desde 1960 hasta el presente.

En las zonas semiáridas y subhúmedas de las serranías en donde se encuentra este pájaro abunda una planta de la familia de las compuestas llamada Clavelito (Wedelia calycina) por la cual tiene especial preferencia. Es tal la atracción y la dependencia por esta planta, que es posible considerarla como un indicador de convivencia, es decir, que dondequiera que esté el Clavelito es muy probable que se halle el Cardenalito, pues a través de los años se ha comprobado que en aquellos lugares en donde existe esta planta, también ha existido o existe esta ave.

Muchos pajareros experimentados e incansables en su búsqueda y captura, han tomado como orientación y punto de referencia todos aquellos sitios donde crezca y se desarrolle esta planta. En el 98% de los sitios clásicos donde se han capturado Cardenalitos durante muchas décadas, siempre ha estado presente esta compuesta.

El Clavelito tiene un tamaño entre 1 y 2 m., el cual puede variar según el lugar y la época del año. Es una planta cuyo follaje le sirve también de alimento al ganado vacuno y caprino y por esta razón es apreciado por los ganaderos.

Esta planta florece durante los períodos lluviosos, bien sea en la época de lluvia propiamente dicha (Abril a Diciembre) o fuera de ella, siempre y cuando se den 1 ó 2 meses con suficientes precipitaciones. Ha sido localizada por el autor a diferentes alturas, las que generalmente oscilan entre los 40 y 1.500 m.s.n.m.

Existen otras especies semejantes como: Wedelia fruticosa, W. parviflora y Calea berteriana, las cuales son muy parecidas al Clavelito, pero con pequeñas diferencias en cuanto al tamaño y la morfología de las hojas, flores y frutos.

En los sitios más húmedos pueden vivir W. ambigens la cual tiene flores y frutos durante casi todo el año. En estos lugares las precipitaciones son más frecuentes. Por esta razón el Cardenalito y otros pájaros de la misma familia buscan estas regiones cuando las zonas áridas y semiáridas están en plena sequía.

La flor de estas plantas compuestas cuando madura, tiene la forma de una copa, en cuyo interior se encuentran unas semillas de color negro, parecidas tanto en la forma como en el color a la "semilla negra" (alimento importado conocido también con el nombre de "Niger"), la cual puede considerarse como su comida predilecta cuando está en cautiverio. Se ha observado que el Cardenalito cuando está comiendo sobre las plantas de Clavelito, por lo general lo hace agarrando primero el fruto con una de las patas, a semejanza de como lo hacen las aves que se agrupan en la familia de los loros (Psittacidae), y luego con el pico va sacando las semillas que contiene.

Este comportamiento observado en el campo, persiste aun cuando hayan pasado años en cautividad. En estas condiciones el pájaro mantiene y repite esta conducta para consumir dichos frutos.

Después de unas lluvias fuertes en los Estados Lara y Falcón aparece el Anisito o Botonera (Lagascea mollis), planta herbácea y anual que crece, florece y fructifica en forma rápida y efímera, convirtiéndose por un tiempo en el principal alimento y en el más apetecible para el Cardenalito y sus pichones. Parece ser que le gusta y le nutre mucho por su alto contenido energético. Son semillas de plantas compuestas que contienen cierta cantidad de aceite. Es común que durante los meses señalados anteriormente, la primera y casi única pichonada ya está separándose de los padres y muchos de ellos andan por sí solos comiendo en los anísales. Esta semilla, igualmente tiene propiedades y características parecidas a la "semilla negra", la cual llega en muchos casos a convertirse en el casi único alimento que este pájaro come. Por esta razón, la mayoría de los pajareros la usa como la primera semilla que les dan de comer cuando son recién capturados. La ingieren con tanta facilidad que el autor los ha observado comiénv1 ola con apenas 1 ó 2 horas de haber sido atrapados. Por tener un alto contenido de grasas, se descompone con mucha facilidad, y en consecuencia se precisa conocer el estado en que se encuentra antes de dársela a él y a los otros pájaros. Cuando esta semilla se pone rancia, le causa serios trastornos digestivos, los cuales si no se tratan a tiempo y con productos específicos, le producen la muerte en pocos días. Muchas personas y principalmente los campesinos pajareros que no están enterados de este problema, le dan de comer como único alimento "semilla negra" en mal estado, convirtiéndose este nutriente en otra de las causas que determinan una alta mortalidad en los Cardenalitos recién capturados.

Otra planta que existe en las zonas semiáridas de los Estados Falcón, Lara y Yaracuy y que florece y fructifica después de las lluvias es la Bubita o Negrito (Cordia curassavica). Es una planta con un tamaño de unos 2 m. aproximadamente, que crece y se desarrolla en forma natural desde el nivel del mar hasta los 700 m. A veces se le encuentra ocupando grandes extensiones en los rastrojos y es común observarla a las orillas de los caminos y carreteras. La inflorescencia tiene la forma de un gusano encorvado en su región terminal, con una extensión de unos 10 a 12 cm. de largo; alrededor del mismo se encuentra un fruto parecido a una espiga y cuando está maduro presenta un color entre rojo y morado. Cuando los Cardenalitos están comiendo Negrito, el pico se les mancha del color del fruto, lo cual permite a muchos pajareros su búsqueda y captura en los lugares donde existe esta planta. Entre los frutos que son más apetecidos por ellos, éstos se encuentran en tercer lugar.

La Pringamosa o Guaritoto (Urera baccifera y U. caracasana), es una planta de naturaleza arbustiva. En la primera, los frutos se encuentran dispuestos en un racimo, cuyos pedúnculos tienen un color morado, mientras que en la segunda son de color blanco.

En las serranías de las Regiones Centroccidental, Capital y Central del país, la U. baccifera, por lo general fructifica a finales del período de sequía y comienzos de la época lluviosa (Febrero a Abril). En tanto que la U. caracasana lo hace durante las lluvias (Septiembre a Diciembre). A los Cardena­litos por la escasez de comida durante esta época seca, se les ve con frecuencia comiendo en los racimos de Pringamosa su parte jugosa y carnosa.

Al caer unas lluvias fuertes aparece el anisito (Lagasceae mollis), planta de corta vida, la cual gusta mucho al cardenalito.

La imagen expresa por qué el anisito representa una semilla favorita en la dieta del ave.

Cuando comen el fruto del Negrito, el pico se les mancha del color de éste.

En las zonas semiáridas florece y fructifica, con la estación lluviosa, el Negrito (Cordia cuarassavica) en forma natural. La inflorescencia tiene forma de gusano encorvado en su parte terminal y al madurar el fruto presenta un color entre rojo y morado.

La Tara Amarilla (Oyedaea verbesinoides), al parecer es una planta invasora, observada frecuentemente a los lados de carreteras y en muchas sabanas de las lomas. Este arbusto compite con el Clavelito en colorido y belleza, pero es de mayor tamaño; sus semillas son alimento de estas aves.

 

 El Diente de León (Taraxacum officinale) cuando madura su fruto se abre como una bellota de algodón, con semillas que atraen a los Cardenalitos y a otros pájaros de esta familia.

 

 

La forma como se comportan estos animalitos cuando están comiendo sobre la Pringamosa, es realmente curiosa. La mayoría de las veces para tomar uno de los frutos, lo realizan en forma muy parecida a como lo hacen los chupaflores (Trochilidae), es decir, se suspenden y se mantienen en el aire, agitando muchas veces las alas hasta cuando logran tomar uno de los frutos, para luego ir a comérselo a una de las ramas. Es posible que este comportamiento se deba a que los pedúnculos de la Pringamosa son de naturaleza urticante, evitando de esta manera el contacto directo con aquéllos. En otras oportunidades se ha observado que cuando el racimo está cerca de una rama, se posan en ella y comen directamente los frutos, sin tener que volar con tanto esfuerzo como lo hacen los chupaflores.

De Mayo a Junio después de las primeras lluvias, fructifica en Falcón y Lara un arbusto de unos 5 m. de altura, denominado Guatacaro, del cual se conocen dos especies comunes en la zona árida y semiárida respectivamente, el (Capparis hastata) y el (C. flexuosa). En el primero el fruto es alargado, rugoso y cilindrico, con unos 12 a 18 cm. de largo, por 1 a 2 cm. de ancho. En cambio en el segundo, el fruto aunque tiene la misma longitud que el primero, es de menor grosor, de 0.5 a 1 cm. de ancho, liso y contraído entre las semillas. El fruto se abre y deja al descubierto unas semillas grandes, vistosas y llamativas, rodeadas de un arilo carnoso y de color blanco, el cual se convierte en el alimento casi único para el Cardenalito durante esta época. Además de la cubierta de la semilla come también el tegumento del fruto, el cual tiene un color rojo púrpura encendido y es probable que contenga carotenos. Esto contribuiría a intensificar el color de los pichones y de los adultos cuando están en período de muda.

Muchos pajareros, acostumbran poner encima de la jaula de los "pitadores" frutos de Guatacaro maduros y abiertos con la finalidad de atraer a los que viven en forma silvestre, quienes ante la presencia de dichos frutos, se lanzan en su búsqueda y son capturados más fácilmente.

En la Serranía del Macizo de Nirgua en el Estado Yaracuy, entre los 700 y 1.000 m.s.n.m, crece en abundancia una planta herbácea llamada Amarillito (Sclerocarpus coffaecoíus), la cual durante los meses de Junio a Agosto, era en esta zona uno de los más abundantes para el Cardenalito. Esta planta tiene un gran parecido con el Clavelito, tanto en su morfología como en el fruto y al igual que aquél, le gusta mucho a los Chinities (Carduelis psaltria) y Corbatines (Carduelis xanthogastra) de esa región.

En las zonas semiáridas de Falcón, Lara, Portuguesa y Yaracuy, crece un arbusto también de la familia de las compuestas que comúnmente se le conoce con el nombre de Tara Amarilla (Oyedaea verbesinoides). Al Cardenalito y al Chirulí se les ha observado comiendo las semillas de esta planta, las cuales son parecidas a las del Clavelito (W. calycina), pero de un tamaño mayor, tanto las flores como la planta.

Al parecer es una planta invasora. Con frecuencia se le observa a los lados de las carreteras Barquisimeto-Yaracuy, Chivacoa-Nirgua-Valencia, Barquisimeto-Acarigua, Barquisimeto-Aroa, Marín, así como en casi todas las vías que penetran en el Parque Nacional de Guatopo y en las muchas sabanas de las lomas.

Se ha observado que durante la época de lluvias, unas 3 semanas después del período de mayor precipitación, entre Septiembre y Noviembre casi todos los "conucos" situados en la Serranía de San Luis, Churuguara y Bobare, son invadidos por un conjunto de otras compuestas herbáceas como: el Clavel de Muerto (Bidens pilosa), el Papelillo (Elephantopus mollis), el Colmillo de Puerco (Synedrella nodiflora), y el Diente de León (Taraxacum officinale), las cuales producen abundantes semillas que atraen a los Cardenalitos y a otros pájaros de la familia de los Semilleros (Fringillidae). Por esta razón, los "conucos" representan para este pájaro fuentes potenciales de alimento. La tendencia actual de eliminar muchos de ellos, debido al desarrollo de la ganadería, quizás sea otro factor más que esté contribuyendo en parte a su desaparición.

Al inicio de las lluvias, de Marzo a Mayo, en las Serranías de los Estados Falcón y Lara, aparecen las flores del Bejuco Blanco (Chamissoa altissima), el cual crece enredándose en los árboles y arbustos que están a su alrededor, llegando a alcanzar una altura de hasta unos 5 m. aproxi­madamente. Cuando los Cardenalitos están comiendo sobre las grandes inflorescencias blanquecinas que producen estas plantas, surge un bello contraste, entre el rojo del pájaro y el blanco de las flores, que llama poderosamente la atención.

Esta planta también le brinda alimento a otros pájaros de la familia de los Fringílidos y de los Traúpidos.

El Gamelote (Panicum maximum) es una gramínea africana que se siembra en los terrenos donde se han talado zonas boscosas; espiga y madura durante las distintas épocas del año. Sin embargo, y a pesar de su abundancia, al Cardenalito se le ve con muy poca frecuencia comiendo estas semillas y sólo lo hacen cuando hay escasez de alimentos en el medio.

Dicha semilla y su fruto se parecen mucho al alpiste, tanto en la forma como en el color. Aunque él aprende a comer alpiste en cautiverio y éste con el tiempo se convierte en su principal alimento, a este pájaro le cuesta tiempo para llegar a comérselo regularmente. El autor tiene conocimiento de algunos casos referidos por pajareros, en los cuales ha muerto de hambre, antes de haber empezado a comer el alpiste. Las semillas de Gamelote casi nunca se le dan como alimento en cautiverio.

El Bledo (Amaranthus dubius) es una planta herbácea que crece y fructifica después de las lluvias principalmente en terrenos cultivables. Su semilla la come el Cardenalito, los Chirulíes y muchos otros pájaros, de la familia de los Fringílidos. Sin embargo, lo hacen con muy poca frecuencia y generalmente en las últimas horas de la tarde, quizás como un simple complemento de su dieta.

En los terrenos despejados y arenosos de la zona árida y semiárida crece y florece, durante casi todo el año, la Estrellita (Parthenium hysterophorus), planta herbácea cuyos tejidos segregan ciertas sustancias que inhiben el crecimiento de otras hierbas a su alrededor. Durante los meses de Octubre a Diciembre, a los Cardenalitos y Chirulíes, se les ha observado comiendo las flores de esta planta. Al parecer, estas flores contienen sustancias coccidiostáticas, que contribuyen a curar a estos pájaros de las coccidias, que en forma natural puedan atacarles. Los pajareros acostumbran dárselas a esos ejemplares cuando están recién capturados, como alimento preventivo y curativo de la coccidiosis, que es una de las principales enfermedades que atacan a estos pájaros en los primeros meses de cautividad. Esta práctica se ha generalizado entre los distintos pajareros de diferentes lugares. Investigaciones futuras permitirán conocer la veracidad de estas observaciones.

La Zarza Mora (Rubus robustus) es una planta rastrera y trepadora con tallos espinosos, que con frecuencia crece en las zonas subhúmedas y templadas. Durante los meses de Agosto a Noviembre, fructifica en forma de racimos de uva, con un color morado y un sabor agridulce, aun cuando esté madura. A los Cardenalitos les gusta mucho esta fruta, de la cual comen la parte jugosa y carnosa. Semejante a la flor del Cedro, que les mancha el pico de color morado, la Mora permite localizarlos e ir en busca de los otros que están comiéndosela en los lugares donde prolifera esta mata.

En los terrenos donde se cultiva la Papa -lugares subhúmedos- situados tanto en las Serranías al Sureste de Lara como en las del Macizo de Nirgua, crece una planta invasora llamada por los campesinos Nabo o Nabina (Brassica júncea), la cual tiene unas semillas pequeñas y redondas ricas en grasas y carbohidratos. Dichas semillas tienen un gran parecido, en forma, color y composición química con la Colza. Esta última, de origen extranjero, habitualmente forma parte de la mezcla de semillas para alimentar pájaros en cautiverio.

La Nabina la come el Cardenalito en las áreas de cultivo, como un complemento de su dieta, pero en realidad muy poco y rara vez se le aprecia en el campo comiendo esta semilla. Lo mismo ocurre en cautividad, donde apenas la consume. En cambio, para otros pájaros silvestres como el Jilguero Triguerito (Carduelis spinescens), el Espiguen) Negriblanco (S. luctuosa) y el Vientriamarillo (S. nigricollis), esta semilla se convierte en uno de sus principales alimentos.

En las zonas subhúmedas y sobre todo en las grandes siembras de Café (Coffea arábica) se desarrollan las plantas de Bucare (Erythrina poeppigiana), árbol que se utiliza para darle sombra a ese cultivo. Entre Febrero y Mayo, estos árboles (que pueden alcanzar una altura de hasta 40 m.), se cubre de unas flores rojas en cuyo interior existe un néctar que atrae a los pájaros de diferentes familias como: Chupaflores (Trochilidae), Azulejos (Thraupidae), Turpiales (Icteridae), Loros (Psittacidae), Paraulatas (Turdidae y Mimidae), Urracas (Corvidae), Reinitas (Parulidae) y Semilleros (Fringillidae); en esta última familia se ha observado además al Picogordo Degollado (Pheucticus ludovicianus), inmigrante de América del Norte, así como el Chirulí, el Corbatín y el Cardenalito.

En plena floración, este árbol es realmente todo un espectáculo. Es, así mismo, para los pájaros anteriormente señalados, casi la única fuente que les suministra alimento. Por otra parte, éste es, además, el período en que culmina la sequía y la época en que la gran mayoría de las plantas no tienen flores ni frutos. Por esta razón, cientos de pájaros se dan cita entre las ramas de estos árboles, alegrando el ambiente con sus cantos, algarabías, riñas y peleas, disputándose la comida durante casi todo el día.

En las zonas áridas de los Estado Falcón y Lara, después de los períodos de mayor precipitación, se llenan de frutos los Cardones (Ritterocereus deficiens). El fruto es una baya llamada lefaria la cual, cuando está madura, se abre por la cara superior y deja al descubierto un conjunto de semillas de color negro, en medio de un tejido blanco y carnoso, con un sabor agridulce que sirve de atracción y alimento a los campesinos y a muchas aves de esa región como el Cardenalito, Chirulí, Paraulata (Mimus gilvus), Turpial (Icterus icterus), Cardenal (Cardinalis phoenicius), Lechosero (Saltator orenocensis), Pericos (Forpus passerinus y Aratinga pertinax) y Cotorra (Amazona barbadensis).

Hace unos 70 años, como lo señaló Garmendia, Hermann (1973), era frecuente observar en los alrededores de Barquisimeto, bandadas de Cardenalitos y Chirulíes, disputándose las lefarias de los Cardonales. Hoy lamentablemente ya no existen porque los primeros han sido exterminados.

En las inmediaciones de los bosques secos de Lara, Falcón y Yaracuy y luego de los períodos de mayor precipitación, fructifica la Pitahaya (Acanthocereus tetragonus). Los frutos sirven de alimento tanto a los Cardenalitos, como a los Turpiales, Paraulatas y otros pájaros que viven en estas áreas.

En las zonas áridas y semiáridas de Falcón y Lara, se encuentra el Olivo (Capparis odoratissi-ma), un arbusto de hojas perennes que origina unas vainas que se abren en Julio y Agosto, es decir, durante la época lluviosa. A los Cardenalitos se les ha observado por esta época, comiendo el arilo de este fruto.

En las Serranías de Falcón y Lara y sobre todo en los valles y laderas de estos Estados, abunda el Yacure (Pithecellobium unguis-cati), planta de la familia de las leguminosas características de las zonas áridas y semiáridas. El fruto de esta planta cuando está maduro, se abre y deja al descubierto las semillas que están recubiertas por un tegumento de color rosado pálido. El Cardenalito come la parte externa de esta semilla, quizás obligado por la escasez de otras en el ambiente. Con poca frecuencia se le ha observado comiendo sobre las vainas de esta planta.

En las zonas semiáridas de Falcón y Lara, durante los meses de Marzo a Mayo, al Cardenalito se le ha visto comiendo en las flores del Cedro (Cedrela odorata); se supone que aprovechan tanto el néctar como los pétalos de las flores. El autor en una oportunidad observó flores que habían sido comidas por este fringílido y apreció que estaban ligeramente deterioradas.

Por otra parte, se constató que pájaros que habían sido recién capturados, tenían el pico manchado de un color parecido al de los pigmentos que contienen las flores de Cedro. Esto ha sido reconocido igualmente por los pajareros, quienes aun cuando no los vieron comiendo directamente en las flores del Cedro, al capturarlos, sabían que se estaban alimentando de esta planta.

El Gamelote, gramínea africana común en nuestro país, a pesar de madurar en distintas épocas del año, el Cardenalito sólo lo come cuando hay escasez de alimentos en el medio.

De Marzo a Mayo con el inicio de las lluvias, aparece el Bejuco Blanco (Chamissoa altísima), el cual crece enredándose en los árboles y los arbustos. La imaginación nos transporta al pensar, en el hermoso contraste de las inflorescencias blanquecinas de la planta y el rojo encendido del ave.

En los bosques secos de los Estados Falcón, Lara y Yaracuy, de Abril a Junio, también florece el Indio Desnudo (Bursera simaruba). Se ha visto a Cardenalitos libando néctar en las flores de este árbol. En Mayo de 1980, el autor vio a una pareja peleándose con un macho de Tucuso de Montaña (Cyanerpes cyaneus), por las flores de un Indio Desnudo. A este árbol en la época de floración, concurren además muchos otros pájaros de las familias de los Tráupidos y de los Ictéridos.

En la cumbre de los cerros calizos del Distrito Zamora del Estado Falcón, donde existen manchas de bosques primarios subhúmedos, con abundante Barba de Palo, crece una planta llamada Canilla de Venado (Acalpypha carpinifolia), cuya inflorescencia es parecida a un gusano de unos 8 a 10 cm. de largo por 2 a 3 mm. de ancho, alrededor de la cual se encuentran unos pequeños frutos de sabor agridulce, que el Cardenalito come y que al parecer le gusta mucho. La época de floración de esta planta se da entre Marzo y Mayo.

A mediados de Abril de 1981, el autor observó en dos sitios diferentes, pero de la misma región del Estado Falcón, dos Cardenalitos comiendo Canilla de Venado.

La alimentación en cautiverio, es de primordial importancia para este pájaro, desde su captura hasta cuando se haya adaptado a las nuevas condiciones dadas por el hombre, las cuales varían ampliamente de persona a persona, de un lugar a otro y sobre todo, de un país tropical a otro, donde las condiciones ecológicas sean completamente diferentes.

El régimen alimenticio varía también según la época del año, así en los meses de Enero a Junio la alimentación debe estar en función de su época de reproducción. Durante ésta se le dan los siguientes productos: una mezcla balanceada de alpiste, 65%; colza, 10%; semilla negra o Niger, 10%; nabina, 5%; linaza, 5% y cañamón, 5%.

Luego en los meses de Febrero a Mayo, se recomienda empezar a darles comida blanda y durante los últimos días de incubación de la hembra se acostumbra suministrarle una pequeña ración de trigo germinado, lechuga, pimentón y manzana. También es indispensable que tengan a disponibilidad pequeñas porciones de insectos, como por ejemplo, cultivos de gusanos de la harina (Tenebrio molitor). Estos en lo posible deben ser suministrados diariamente, como fuente de proteínas indispensables para la buena crianza de los pichones. Al agua de beber, debe agregársele pequeñas dosis de un complejo vitamínico. Durante la segunda semana de haber nacido los pichones, es recomendable ponerles un coccidiostato en el bebedero, producto que sirve para prever la coccidiosis, enfermedad muy frecuente durante los primeros días del nacimiento.

Después de la primera nidada y hasta la segunda del mismo año, se debe seguir lo anteriormente dicho, recordando que al mediodía y en casi todo el período de reproducción, se le debe colocar una bañera con agua limpia, la cual debe ser retirada para que continúen bebiendo el agua vitaminada. Durante todo este período deben tener hueso de jibia -rico en calcio- y grava fina que les ayudará a la trituración de las semillas.

De Julio a Octubre, después de la nidificación, la alimentación debe ser variada. Se sugiere continuar con la mezcla anteriormente indicada, hasta cuando los pichones completen la adultez;

además se debe agregar germen de trigo azucarado y continuar vitaminando el agua.

La alimentación en los días antes y durante la época de muda es básica y fundamental para todos los pájaros y en especial para el Cardenalito. Es recomendable que sean bien alimentados para que se encuentren sanos y fuertes cuando lleguen a este período. Si se cumple esto, casi no existirán problemas y la muda empezará y terminará sin mayores dificultades. De lo contrario, es probable que se presente una muda patológica, o sea, cuando los pájaros permanecen durante casi todo el día triste y somnolientos, apáticos, sin apetito y con períodos febriles, lo que se manifiesta con un embolamiento -plumaje erizado-, ojos semice-rrados, y por lo general con la cabeza metida debajo del ala. En estas condiciones están predispuestos a contraer muchas enfermedades.

Se observa así mismo que estos pájaros enfermizos permanecen mucho tiempo en los comederos, dando la impresión de que estuvieran comiendo mucho, y es todo lo contrario. Si se les mira con detenimiento, se comprobará que dichos pájaros buscan y rebuscan dentro de las semillas algo que no encuentran, razón por la cual permanecen tanto tiempo encima de los comederos. Probablemente lo que buscan son alimentos ricos en proteínas y vitaminas indispensables para este complejo proceso de la muda. Dé esta manera, lo que en libertad es un proceso natural, excento la mayoría de las veces de problemas patológicos, en cautiverio, la muda se transforma en un estado crítico y complicado, que en un alto porcentaje de los casos los lleva a la muerte.

Si se toman en cuenta las sugerencias anteriores, se asegura la sobrevivencia y la procreación del Cardenalito en cautiverio. Lo contrario representa una pérdida de tiempo y, sobre todo, de valiosos ejemplares que podrían permitir la perpetuidad de la especie en Venezuela. Sin embargo, cuando la muda patológica se haga presente en un criadero, es necesario sobrealimentar los pájaros de la siguiente manera: complementar la mezcla de semillas aumentando la dosis proteica y adicionando en el agua productos químicos que contengan aminoácidos y las vitaminas A y D El berro y los tallos tiernos de alfalfa, deben dárseles diariamente, ya que son ricos en proteínas y en hierro. Además, es necesario prepararles una pasta blanda que contenga: pan de trigo rallado, leche de polvo, germen de trigo, sales minerales en dosis adecuadas, unas gotas de aceite de hígado de bacalao y miel de abejas. Muchos Cardenalitos enfermos, cuidados de este modo, llegan a sobrevivir, pero por lo general son pájaros débiles y propensos a adquirir nuevas enfermedades, por lo que no son los más recomendados para la procreación. Lo ideal sería soltar estos Cardenalitos en sus ambientes naturales para que se recuperen, pero hacerlo cuando no estén enfermos. De no ser así los enemigos naturales y hasta los mismos Cardenalitos podrían eliminarlos.

 

Como complemento de su dieta el avecilla come las semillas de Bledo sin importarle su esfuerzo.

 

Casi todo el año crece y florece la Estrellita (Parthenium hysterophorus), la cual presenta flores blanquecinas de forma estrellada, de allí su nombre.

 

Las flores de esta planta resaltan en su ambiente y son del agrado de ellos.

La Zarza Mora (Rubus robustus), con sus hermosos frutos en forma de racimos de uvas, son comidos con avidez.

La Nabina (Brassica juncea) la come el ave en áreas de cultuvo. Las semillas se hallan en la vaina del fruto que al madurar abre espontáneamente.

En las zonas áridas el fruto del cardón (Ritterocereus deficiens) conocido con el nombre de Lefaria, cuando madura se abre dejando al descubierto un conjunto de semillas negras, las cuales sirven de alimento al cardenalito y otras aves de la región.

Imágenes como éstas son motivos de inspiración para nuestros artistas.

 

Cardenalito Parte 1 | Parte 2 | Parte 3 | Parte 4 | Parte 5 |  Parte 6  | Parte 7

Parte 8 | Parte 9 | Parte 10 | Parte 11 | Parte 12 | Parte 13 | Parte 14 | Parte 15

Parte 16 | Parte 17 | Parte 18 | Parte 19

 VI. Alimentación | Documentos en la Web sobre el Cardenalito de Venezuela

 

Helechos  <    arriba  >  Documentos

 

El Cardenalito de Venezuela

Texto y Fotografías: Profesor Antonio Rivero Mendoza

Digitalización, Diseño Gráfico y Adaptación Web: Francisco Lau

Es vital que cada uno aporte lo mejor de lo suyo en cuanto a sus potencialidades, tiempo y esfuerzo, tanto personal como institucional, a fin de poder llevar adelante nuestras programaciones para este año.

¡¡¡ El futuro de Venezuela, del Estado Lara, del Semiárido y del Cardenalito dependen del compromiso de todos !!!

2010: Año Internacional de la Diversidad Biológica

 

2005-2015: Decenio Internacional para la Acción “El agua, fuente de vida”

 

Campaña Ambiental "Conociendo a Musguito"

Red de Aliados para la Sinergia en la Gestión Ambiental del Estado Lara

Sitio Web "Musguito": http://musguito.net.ve

Administrador Web: Francisco Lau

A.C. Conservación del Ambiente (CONAMBIENTE)

Dirección Postal: Apartado Postal 549, Barquisimeto 3001-A, Estado Lara, Venezuela

Correo Electrónico: reflexionambiental @ gmail.com / sinergialara @ gmail.com (sin espacios)

Boletín Electrónico "Musguito":  http://mx.groups.yahoo.com/group/musguito (musguito@yahoogrupos.com.mx)

Grupo "Sinergia Lara":  http://groups.google.com/group/sinergia-lara (sinergia-lara@googlegroups.com)

Solicitamos apoyo financiero (vía patrocinio) para seguir manteniendo y ampliando este sitio web

Foto de fondo: Lic. (Biol.) María Silvina Ussher M. - ilustración de Musguito: Arq. Sandro Bellosta - Adaptación y Diseño web: Francisco Lau

Logo

Este Sitio Web recibe apoyo mediante el patrocinio de su Institución (?) desde Enero de 2010.

Creada: 10/06/2009  -  Actualizada: 26/07/2009