Musguito

Red de Aliados para la Sinergia
en la Gestión
Ambiental del Estado Lara

Correo-E: reflexionambiental @ gmail.com
(sin espacios)

"Uniendo Voluntades Hacia el Desarrollo Endógeno Comunitario Ambientalmente Sustentado"

 

 Inicio | Índice | Índice Alfabético | Presentación | Objetivos | Efemérides

Musguito | Caracterización | Problemática | Helechos | Cardenalito

Documentos | Reflexión | Bosque Macuto | Valle del Turbio | Titicare

ANAPRO | Salud | Biblia y Ambiente | Ambiente y Socialismo | Legislación

Red de Aliados | Promotores Socio-Ambientales | Galería | Agenda | Programa

Minutas | Mensajes | Patrocinantes | Enlaces | Noticias | Correos | Visitas

 

Red de Comunicación e Información Ambiental

Ingresa en
http://mx.groups.yahoo.com/group/musguito/join

para recibir nuestros Boletines Informativos

Consultar este grupo

Grupos de Google
Suscribirte a Sinergia Lara
Correo electrónico:
Consultar este grupo

Coloca nuestros correos en tu lista de contactos admitidos, para recibir nuestros Boletines Informativos.

reflexion_ambiental@yahoo.com.mx

reflexionambiental@gmail.com y sinergialara@gmail.com 

Colabora con el Mantenimiento de este sitio web Musguito
dando un aporte mensual fijo como Patrocinante Personal o Institucional

 

Campaña Ambiental "Conservando el Cardenalito"

"Proteger la Vida Silvestre es Conservar la Vida Humana"

  

El Cardenalito de Venezuela (8)

 

Por el Profesor: ANTONIO RIVERO MENDOZA © Copyright

 

Cardenalito Parte 1 | Parte 2 | Parte 3 | Parte 4 | Parte 5 | Parte 6 | Parte 7

 Parte 8  | Parte 9 | Parte 10 | Parte 11 | Parte 12 | Parte 13 | Parte 14 | Parte 15

Parte 16 | Parte 17 | Parte 18 | Parte 19

VIII. Enemigos

Presentación | Preámbulo | Introducción | I. Importancia y Justificación del Problema

II. Metodología | III. Características Generales del Ave | IV. Distribución poblacional

V. Antecedentes Históricos | VI. Alimentación | VII. Reproducción, cría e hibridación

IX: Captura y mortalidad | X. Enfermedad y tratamiento | XI. Comportamiento

XII. Estado Actual del Cardenalito en Venezuela | XIII. Conclusiones | XIV. Recomendaciones

Bibliografía | Anexo A | Anexo B | Anexo C | Anexo D

Documentos en la Web sobre el Cardenalito de Venezuela

 

CAPÍTULO VIII: ENEMIGOS

 

En la naturaleza tiene poco enemigos naturales. Sin embargo, el hombre, su peor enemigo, desde hace 148 años lo ha estado persiguiendo incansablemente.

En la naturaleza el Cardenalito tiene relativamente pocos depredadores naturales, entre los cuales cabe señalar el Gavilán Primito (Falco sparverius) el cual por tener una distribución bastante amplia en Venezuela, existe donde vive este pájaro. Por otra parte, es un ave muy veloz, de rápidos movimientos y es un excelente cazador en los campos abiertos. Además, existen muchos hechos que ponen en evidencia su rapacidad contra éste y otros pájaros. Así por ejemplo, cuando el gavilán sobrevuela los lugares donde existen Cardenalitos, ellos de manera instintiva emiten ciertas "llamadas" o señales de alarma: piii... piii... piii..., lo que hace que todos permanezcan callados, escondidos en medio del follaje, y cuando se sienten descubiertos, vuelan desordenadamente en varias direcciones hasta ponerse fuera de su alcance.

Con los ejemplares que se utilizan como señuelos o "pitadores", o sea, pájaros enjaulados con excelentes cualidades para "llamar" y atraer a otros de su misma especie, han ocurrido verdaderos casos de ataques: uno de estos sucedió en Villa Rosa, Estado Portuguesa, en 1973, cuando un Gavilán Primito se lanzó en picada contra un "pitador" que estaba dentro de la jaula, lo atrapó y lo mató casi instantáneamente. En otra oportunidad, el Gavilán chocó bruscamente contra la jaula del "pitador" y le ocasionó la muerte, ya sea por el terrible susto que le produjo, por el impacto con el propio gavilán o al golpearse contra el suelo. Otras veces, el Gavilán Primito quedó atrapado entre las varillas de pega que habían sido colocadas estratégicamente encima de la jaula del "pitador". El autor ha presenciado este espectáculo en dos oportunidades: una vez en la región llanera, en Ospino, Estado Portuguesa, con un Turpialí; y, en otra ocasión en la zona montañosa de Chabasquén del mismo Estado, con un "pitador" de Cardenalito. Algunos pajareros han referido hechos similares con éste y otros pájaros utilizados como señuelos.

Otros depredadores menos peligrosos lo constituyen, el Gavilán Habado (Buteo magnirostris) y el Gavilán Gris (B. nitidus) los cuales son de un mayor tamaño y de movimientos más lentos, si se les compara con el Gavilán Primito, por lo tanto representan enemigos de poca consideración. Es probable que estos ocasionen mayores daños a los pichones cuando estos aún están en los nidos o empezando a volar, pero a los pájaros adultos no les producen gran cosa.

Estos gavilanes han sido observados con cierta frecuencia, en casi todos los sitios naturales donde vive el Cardenalito. Son de hábitos solitarios y buscan sus presas en los campos abiertos con árboles y arbustos y en los rastrojos poco densos. El Gavilán Gris come aves, reptiles, roedores e insectos, Phelps y De Shaunsee (1979). En la misma obra ellos también señalan que el Gavilán Habado "se aljmenta casi sólo de insectos". Sin embargo, el autor en dos oportunidades y en lugares diferentes, ha observado y cazado a dos de ellos los cuales se habían cebado en granjas, para comerse los pollitos de gallinas que tenían entre 2 y 4 semanas de edad. En las dos ocasiones se hizo análisis estomacal y se encontraron algunos restos de pollitos.

Entre los mamíferos, el Rabipelao (Didelphis marsupialis), está considerado como un depredador típico de aves, pichones y huevos, tanto de silvestres como domésticas. Es probable que por su amplia distribución en Venezuela, por sus hábitos arbóreos y nocturnos, pueda en ciertas ocasiones causar algunos daños en los nidos del Cardenalito.

Las serpientes también representan un peligro potencial para esta ave, sobre todo la Tigra Cazadora (Spilotes pullatus) y la Bejuca (Oxibelis aeneus), las cuales por sus hábitos arbóreos y en la época de reproducción, pueden comerse los huevos o los pichones recién nacidos.

Se supone que muchas otras especies de animales podrían ser sus depredadores, pero no se tienen informaciones concretas en tal sentido.

El hombre es y ha sido su peor enemigo, pues desde hace aproximadamente unos 148 años, lo ha estado persiguiendo incansablemente, sin darle oportunidad de mantenerse como población natural. La existencia como especie única o endémica en Venezuela y su capacidad de transmitir el color rojo a los canarios, lo han convertido en el pájaro más cotizado en el país y el mejor pagado en el mercado ornitológico internacional. Su valor desde el punto de vista genético es incalculable; pero lo realmente increíble es su valor económico en el exterior.

 

 Los conucos, donde el hombre realiza actividades de cultivo, son zonas de paso transitorio del ave en busca de alimento.

 

Siempre ha existido una estrecha relación entre los campesinos, el Cardenalito y los conucos.

Por un Cardenalito se pagan cifras altísimas hasta 1.000 dólares por un ejemplar, por lo que ha llegado a ser una de las aves más anheladas y codiciadas especialmente entre los amantes y cultivadores de los Canarios de color. Este fenómeno ha originado y creado a nivel mundial un comercio muy lucrativo, semejante al tráfico de las drogas con el cual tiene mucho parecido.

En este comercio ilícito están involucrados, tanto venezolanos como extranjeros de muchas nacionalidades.

Entre los individuos que son responsables de la desaparición y casi extinción del Cardenalito de Venezuela, se destacan, los siguientes grupos:  

A. Los campesinos capturadores de Cardenalitos.

Está integrado por un grupo de personas casi todas venezolanas, quienes originalmente se dedicaban a cultivar la tierra como obreros, copropietarios o dueños de "conucos", granjas y haciendas, pero que hoy en día comparten esta actividad con la captura y venta del Cardenalito, pues en la mayoría de los casos representa para ellos una fuente de ingreso más fácil, y más remunerativa que las que normalmente obtienen con los trabajos habituales del campo. Atrapar estos pájaros para ellos, es como si encontraran "granitos de oro" en el campo.

Desde tiempos remotos ha existido una estrecha relación entre los campesinos, el Cardenalito y los "conucos". Estos últimos son pequeñas áreas taladas y destinadas para cultivar productos que utilizan para su dieta diaria, como maíz, caraotas, yuca, cambur, ñame y otros. A los "conucos" por lo general le nacen malezas durante o después de la cosecha, muchas de ellas producen semillas que le sirven de sustento al Cardenalito y a otros pájaros, por ejemplo: Anisito, Nabo, Clavel de Muerto, Diente de León, Clavelito, Bledo, Papelillo, Colmillo de Puerco, etc.

Por esta razón, este pájaro frecuenta los "conucos" y la relación campesino-Cardenalito se fue estrechando y haciéndose cada vez más negativa para el segundo desde 1930 aproximadamente, época en que el campesino empezó a conocer su valor comercial. Esta práctica la aprendió de los pajareros furtivos.

B. Los pajareros.

Están constituidos por un conjunto de personas que viven en las ciudades y que se dedican a la captura, tráfico y venta ilícita de pájaros silvestres con fines lucrativos. Cuando estos individuos iban a los sitios donde había Cardenalitos, por lo regular en los conucos, en las plantaciones de café o en lugares cercanos a las viviendas de los campesinos, lo primero que hacían era darse a conocer de la familia, donde generalmente se quedaban a dormir, compartían la comida que llevaban y buscaban ganarse la confianza del grupo familiar. De esta manera, poco a poco, el campesino fue conociendo e interesándose por el "trabajo" de esa gente. Aprendió, así mismo, a capturarlo y mantenerlo en cautividad, ayudado y entrenado por los pajareros. Cuando éstos regresaban a la ciudad, le dejaban pájaros "pitadores", "semilla negra" y jaulas amansadoras, con el fin de que les atraparan más Cardenalitos y se los guardaran a su regreso, para luego comprárselos.

De esta manera, el campesino empezó a compartir sus actividades agrícolas con las de captura y venta del Cardenalito. Inicialmente lo vendían a razón de 1 bolívar por cada ejemplar macho y a un real (50 céntimos de un bolívar) la hembra o pichón atrapado.

En los últimos años algunos de estos campesinos han abandonado sus labores agrícolas para dedicarse casi exclusivamente a la persecución del ave; a estas personas, ni siquiera puede llamárseles pajareros, ya que no conocen ni les importa ninguna otra clase de pájaros que no sea el Cardenalito. El valor económico es el único que priva para ello, y abiertamente lo manifiestan. Podría considerárseles como "pajareros especializados en la captura del Cardenalito".

Esta actividad la comparten casi todos los miembros de la familia y ha ido transmitiéndose de generación en generación; algunos dicen incluso con orgullo: "mi abuelo era pajarero". De algunas familias se comenta que cuando nace un niño, lo primero que se le regala es una trampajaula con un Cardenalito. No obstante, es necesario dejar esclarecido que los verdaderos responsables de esta práctica son los pajareros urbanos, quienes se han aprovechado de su inocencia y necesidades.

Actualmente un Cardenalito recién capturado en el campo, tiene un valor de 300 a 400 bolívares, una hembra de 100 a 150 y un pichón macho de 150 a 200 bolívares.

Por la demanda que existe a nivel regional, nacional y sobre todo mundial, la operación de esta venta se le ha facilitado a los pajareros y campesinos considerablemente, a tal punto que la mayoría de ellos tiene tarjetas con los nombres y direcciones de intermediarios y compradores de distintas regiones del país, como Churuguara, Barquisimeto, Caracas, Valencia, Maracay y otras. Cuando uno de aquéllos es notificado, inmediatamente se moviliza, a veces, a lugares muy apartados con vías y caminos casi impenetrables, sin embargo, nada les detiene y tarde o temprano llegan a su destino.

Esta situación ha ido acentuándose año tras año y el problema de inminente extinción del Cardenalito se agrava. Este tipo de campesino captura Cardenalitos durante casi todo el año, pues viven en sus hábitats naturales, donde aquél migra, se alimenta y se reproduce tradicionalmente, disminuyendo en forma acelerada las pequeñas poblaciones que todavía subsisten.

Se estima que en estos lugares por cada 10 familias, tres tienen Cardenalitos "pitadores" en sus casas y se dedican a su captura y venta casi exclusivamente.

 

La fumigación en las zonas de cultivo con productos tóxicos y nocivos a muchos vertebrados, son causa de una disminución en las pequeñas poblaciones de esta especie.

Por otra parte, debido a que los pajareros urbanos conocen a casi todos los campesinos capturadores de Cardenalitos y los sitios exactos donde ellos viven, así como los distintos lugares donde salen los Cardenalitos y las fechas probables de mayor reproducción de estos pájaros; por estas razones se han convertido en su peor enemigo.

C. Los Intermediarios.

Este grupo es quizás uno de los más responsables del problema ecológico por el que atraviesa esta ave. En su gran mayoría, son profesionales venezolanos y extranjeros que se desempeñan en los campos de la economía, de la política y de la cultura, por lo que están plenamente conscientes de la labor destructiva que están realizando con este recurso natural. Sin embargo, son personas que están ocupando ciertos cargos y gozan de algunas influencias y poderes que les facilitan el comercio ilegal de estos pájaros; y la gran mayoría son individuos que corren abiertamente el riesgo de pasar por las aduanas, llevando consigo en forma de contrabando a esta indefensa ave. Dicho riesgo es, por el contrario, relativamente pequeño, si se considera:

1. El casi total desconocimiento que tienen los venezolanos del Cardenalito y de su inmenso valor como recurso natural.

2La falta de vigilancia y un menor control por parte de las autoridades competentes, en las alcabalas, terminales de pasajeros y sobre todo en las aduanas de los puertos y aeropuertos del país.

A pesar de que hasta la fecha han transcurrido muchos años en que a través de un decreto se prohibió, a nivel nacional, la captura, tráfico y comercialización de este ejemplar; de que han estado saliendo miles de Cardenalitos por las aduanas y otros lugares de Venezuela, son contados los casos, por no decir ninguno, en que se haya sorprendido a algunas personas transportándolos. Las cifras estadísticas sobre este hecho son elocuentes y expresan claramente la falta de control de esta antipatriótica actividad.

Estos intermediarios todavía recorren anualmente y en forma periódica toda la parte Norte del país, de Oriente a Occidente, en busca de los escasos animalitos que aún existen. Ellas son las personas claves sobre las que se debe actuar para romper el contrabando y el ciclo de exportación ilegal de las diezmadas poblaciones aún factibles de preservar en el país.

D. Los contrabandistas. Este "equipo" está integrado por personas de diferentes nacionalidades, debido a la demanda internacional, especialmente europea, que pesa sobre el Cardenalito.

El autor ha visto comunicaciones escritas, enviadas desde diferentes ciudades del mundo, donde se hacen los pedidos. En ellas se especifican en forma detallada y minuciosa, los trámites ilícitos a realizar a través de personas que servirán de contacto, así como la utilización de estrategias muy bien trazadas y delimitadas, incluyendo el uso de palabras claves que deben emplear en sus conversaciones y transacciones inescrupulosas. Incluso en dichas cartas se señalan los nombres o siglas (también en clave), de los barcos o aeronaves que servirán de vehículo y transporte, tanto para personas como para los Cardenalitos. Igualmente se describen, quiénes, cómo, dónde y cuándo se cubrirán todas y cada una de las etapas para localizarlos, negociarlos y transportarlos.

Es realmente increíble la maraña de conexiones "invisibles" que se tejen entre un grueso número de personas, para conseguirlos y sacarlos del país.

Por los aeropuertos internacionales de Venezuela, pero principalmente por el de Maiquetía, se realizan operaciones de contrabando, burlando los trámites administrativos y legales que deben efectuarse a través de las distintas aduanas. Así mismo, se tiene conocimiento de que por Curazao, vía Coro, por Margarita, San Antonio del Táchira y Cúcuta, salen Cardenalitos al exterior del país. Por aire o por mar, salen clandestinamente, cada año muchos de los pocos Cardenalitos que aún quedan. Para ello se valen de miles de astucias y engaños, entre los cuales se pueden señalar los siguientes:

Existen personas y empleados claves en las aduanas, tanto nacionales como extranjeras, encargados y especializados en el tráfico ilícito. Cabe anotar aquí la existencia de atractivas damas que, valiéndose de sus encantos femeninos y de sus enseres, transportan en bolsos de mano y maletines los Cardenalitos, los cuales han sido previa y cuidadosamente envueltos en papel toillet, en servilletas o en algodón. Inmovilizados y escondidos, los pájaros pueden ser transportados sin despertar mayor sospecha, por parte de las autoridades competentes.

Los contrabandistas utilizan maletines ejecutivos, maletas, radios, sombreros, medias de nylon y muchos utensilios, a los cuales les hacen perforaciones muy bien disimuladas y a manera de dibujos, que permitan y faciliten la circulación del aire necesario para la sobrevivencia de los pájaros. Por otra parte, los representantes o dueños de casas comerciales extranjeras, que trafican ilícitamente con aves exóticas, traen al país diferentes tipos de jaulas con canarios y otros pájaros, pero cuando regresan a su país de origen, dejan en esas jaulas a propósito, un lote de canarios de baja calidad, con el fin de evitar sospechas, pues la gran mayoría de estas jaulas tienen un doble espacio o doble fondo, uno de ellos no visible y destinado para sacar ilícitamente a los Cardenalitos; y el otro, queda a la vista al público, supuestamente para dar la impresión de un simple y aparente rechazo o devolución de una parte de los canarios traídos originalmente. Sin embargo, se trata de una estrategia más utilizada contra los agentes de aduanas, con el fin de engañarlos y de no despertar ninguna sospecha de su "normal" regreso.

E. Los compradores y coleccionistas.

Son personas que viven en el exterior y que su negocio es la compra y venta de Cardenalitos para tratar de satisfacer la permanente demanda a nivel mundial. Constituyen el último eslabón de esta cadena de depredadores de cuello blanco que por largos años han conformado una organización Transnacional cuyos efectos agudizan el problema analizado en este capítulo.

 

El valor genético es incalculable, pero realmente lo increíble es su valor económico en el mundo, creando así un comercio lucrativo e ilícito, comparable con el tráfico de las drogas.

 

Cardenalito Parte 1 | Parte 2 | Parte 3 | Parte 4 | Parte 5 | Parte 6 | Parte 7

 Parte 8  | Parte 9 | Parte 10 | Parte 11 | Parte 12 | Parte 13 | Parte 14 | Parte 15

Parte 16 | Parte 17 | Parte 18 | Parte 19

VIII. Enemigos | Documentos en la Web sobre el Cardenalito de Venezuela

 

El Cardenalito de Venezuela

Texto y Fotografías: Profesor Antonio Rivero Mendoza

Digitalización, Diseño Gráfico y Adaptación Web: Francisco Lau

Es vital que cada uno aporte lo mejor de lo suyo en cuanto a sus potencialidades, tiempo y esfuerzo, tanto personal como institucional, a fin de poder llevar adelante nuestras programaciones para este año.

¡¡¡ El futuro de Venezuela, del Estado Lara, del Semiárido y del Cardenalito dependen del compromiso de todos !!!

Helechos  <    arriba  >  Documentos

2010: Año Internacional de la Diversidad Biológica

 

2005-2015: Decenio Internacional para la Acción “El agua, fuente de vida”

 

Campaña Ambiental "Conociendo a Musguito"

Red de Aliados para la Sinergia en la Gestión Ambiental del Estado Lara

Sitio Web "Musguito": http://musguito.net.ve

Administrador Web: Francisco Lau

A.C. Conservación del Ambiente (CONAMBIENTE)

Dirección Postal: Apartado Postal 549, Barquisimeto 3001-A, Estado Lara, Venezuela

Correo Electrónico: reflexionambiental @ gmail.com / sinergialara @ gmail.com (sin espacios)

Boletín Electrónico "Musguito":  http://mx.groups.yahoo.com/group/musguito (musguito@yahoogrupos.com.mx)

Grupo "Sinergia Lara":  http://groups.google.com/group/sinergia-lara (sinergia-lara@googlegroups.com)

Solicitamos apoyo financiero (vía patrocinio) para seguir manteniendo y ampliando este sitio web

Foto de fondo: Lic. (Biol.) María Silvina Ussher M. - ilustración de Musguito: Arq. Sandro Bellosta - Adaptación y Diseño web: Francisco Lau

Logo

Este Sitio Web recibe apoyo mediante el patrocinio de su Institución (?) desde Enero de 2010.

Creada: 17/06/2009  -  Actualizada: 26/07/2009