Musguito

Red de Aliados para la Sinergia
en la Gestión
Ambiental del Estado Lara

Correo-E: reflexionambiental @ gmail.com
(sin espacios)

"Uniendo Voluntades Hacia el Desarrollo Endógeno Comunitario Ambientalmente Sustentado"

 

 Inicio | Índice | Índice Alfabético | Presentación | Objetivos | Efemérides

Musguito | Caracterización | Problemática | Helechos | Cardenalito

Documentos | Reflexión | Bosque Macuto | Valle del Turbio | Titicare

ANAPRO | Salud | Biblia y Ambiente | Ambiente y Socialismo | Legislación

Red de Aliados | Promotores Socio-Ambientales | Galería | Agenda | Programa

Minutas | Mensajes | Patrocinantes | Enlaces | Noticias | Correos | Visitas

 

Red de Comunicación e Información Ambiental

Ingresa en
http://mx.groups.yahoo.com/group/musguito/join

para recibir nuestros Boletines Informativos

Consultar este grupo

Grupos de Google
Suscribirte a Sinergia Lara
Correo electrónico:
Consultar este grupo

Coloca nuestros correos en tu lista de contactos admitidos, para recibir nuestros Boletines Informativos.

reflexion_ambiental@yahoo.com.mx

reflexionambiental@gmail.com y sinergialara@gmail.com 

Colabora con el Mantenimiento de este sitio web Musguito
dando un aporte mensual fijo como Patrocinante Personal o Institucional

 

Campaña Ambiental "Conservando el Cardenalito"

"Proteger la Vida Silvestre es Conservar la Vida Humana"

  

El Cardenalito de Venezuela (4)

 

Por el Profesor: ANTONIO RIVERO MENDOZA © Copyright

  

Cardenalito Parte 1 | Parte 2 | Parte 3 |  Parte 4  | Parte 5 | Parte 6 | Parte 7

Parte 8 | Parte 9 | Parte 10 | Parte 11 | Parte 12 | Parte 13 | Parte 14 | Parte 15

Parte 16 | Parte 17 | Parte 18 | Parte 19

IV. Distribución poblacional

Presentación | Preámbulo | Introducción | I. Importancia y Justificación del Problema

II. Metodología | III. Características Generales del Ave | V. Antecedentes Históricos

VI. Alimentación | VII. Reproducción, cría e hibridación | VIII. Enemigos

IX: Captura y mortalidad | X. Enfermedad y tratamiento | XI. Comportamiento

XII. Estado Actual del Cardenalito en Venezuela | XIII. Conclusiones

XIV. Recomendaciones | Bibliografía | Anexo A | Anexo B | Anexo C | Anexo D

Documentos en la Web sobre el Cardenalito de Venezuela

 

CAPÍTULO IV: DISTRIBUCIÓN POBLACIONAL

Entre vegetación arbustiva y alturas medias, donde existieron vestigios de un bosque, son sitios de permanencia de la avecilla.

El Cardenalito en estado natural en el mundo, vivía casi exclusivamente en Venezuela. Estaba distribuido en la zona tropical, por toda la franja Norte del país, que comprende a los Estados: Mérida, Trujillo, Zulia, Portuguesa, Lara, Falcón, Yaracuy, Carabobo, Aragua, Miranda, Guárico, Anzoátegui, Sucre y Monagas, incluyendo el Distrito Federal. Fuera de Venezuela, fue localizado en Trinidad, en Isla de Monos y en Colombia, en Villa Felisa (Phelps y Phelps Jr., 1963). (Cuadro I y Fig. 3).

Phelps y Phelps Jr. (1963) dicen que en Venezuela, se encontraban en: el Estado Mérida, en la Sabaneta; el Estado Sucre, en Cumaná, La Tigrera, Los Pálmales, Campo Alegre, Quebrada Seca y en Carúpano; el Estado Monagas, en San Antonio de Maturín y en la Montaña del Guácharo; y en el Distrito Federal, en Caracas.

De Schaunsee, R. Meyer (1964) lo señala: en Venezuela, en la parte Norte; en Trinidad, en Isla de Monos; y en Colombia, al Norte de Santander.

Phelps, William H. y de Schaunsee, R. Meyer (1979) lo ubican en: Venezuela en las Cordilleras del Norte; Colombia en la región Noreste, al Sur de Cúcuta; y en Trinidad.

En la Región Centroccidental de Venezuela, el Cardenalito se distribuye o estaba distribuido en siete grandes áreas de dispersión, como son: La Sierra de San Luis, la Serranía de Churuguara, la Serranía de Ziruma-Baragua, la Serranía de Bobare-Matatere, la Sierra de Aroa, el Macizo de Nirgua y las estribaciones Nororientales Andinas (Fig. 1).

De todas estas zonas, excepto la de Avaria, donde se carece de información pertinente, se han obtenido datos y evidencias que se corresponden con la situación de las poblaciones de esta ave desde 1960 hasta la actualidad. Dichos datos se han recogido mediante entrevistas con pajareros, criadores y aficionados, y a través de las capturas, y de las observaciones directas hechas por el autor en sus diferentes hábitats naturales (Anexos A y B).

La delimitación de dichas áreas se concibe bajo la teoría fundada de que las poblaciones de este pájaro se distribuyen en las distintas serranías de acuerdo con las condiciones específicas de clima y vegetación que requieren (Fig. 1).

La Fig. 1 se elaboró tomando en cuenta 88 sitios de la Región Centroccidental donde el autor conoce que existe o existió esta especie como producto de su experiencia y la de los pajareros entrevistados. De estos 88 parajes, 74 corresponden a lugares conocidos en la época de su nidificación y en muchos de ellos se observaron nidos y pichones. Estos sitios, sin excepción, estaban de 500 a 1.500 m.s.n.m., a campo abierto, pero nunca en el espinar xerofítico, ni en las sabanas, ni en las zonas húmedas por encima de 1.500 mm. de precipitación anual.

Los catorce sitios restantes estaban en tierra cálida tanto en zonas áridas, semiáridas, como subhúmedas, de donde se deduce que los Cardenalitos andaban en busca de alimentos, pero no en época de anidación. Esta deducción se hace en base al hecho de que el autor nunca observó ni obtuvo información alguna de nidos en estas tierras.

En base a esta teoría en cuanto al ambiente donde nidifica el Cardenalito, se elaboró el mapa de la Fig. 1, que señala los puntos donde es posible que en el pasado haya habido nidificación.

No se ha extendido este mapa a los demás Estados que están en la franja Norte de Venezuela donde existe o existió, (Fig. 3)), debido a que todavía no se han levantado mapas de vegetación que definan las sabanas y zonas xerofíticas, las cuales, en cambio sí existen para la zona que involucra la Fig. 1, Smith(1972).

En resumen, esta especie ocupa ampliamente la zona tropical que se extiende desde el nivel del mar hasta 1.500 m. de altitud. Se moviliza de una región a otra de acuerdo con las variaciones estacionales, de tal forma que se le puede localizar en los lugares bajos durante las épocas de lluvia y en sitios altos durante casi todo el año, pero especialmente durante la sequía. Hacen falta más estudios para precisar estas relaciones (entre clima y vegetación) y las pequeñas poblaciones que aún subsisten en Venezuela.

En cuanto al clima el Cardenalito habita en las zonas que van desde semiáridas o subhúmedas (de 700 mm. hasta 1.500 mm. de precipitación anual) encontrándose ocasionalmente en algunas regiones áridas (estos conceptos climáticos según Ferrer, 1980, pero con ligeras modificaciones del autor en cuanto a ciertas definiciones). No vive en zonas muy frías (por encima de 1.500 m. de altitud), ni en áreas con mucha pluviometría (mayor de 1.500 mm. de promedio por año).

Atendiendo a la vegetación existente, este fringílido vive en áreas de cobertura semidensa (bosques y matorrales secundarios, "conucos", rastrojos y espinares).

 

Fig. 1. Mapa de las áreas potenciales de nidificación del Cardenalito (Carduelis Cucullata) en los Estados Falcón, Lara, Portuguesa, Trujillo y Yaracuy.

Fig. 2. Patrones Estacionales de Lluvia.

Fig. 3. Distribución del Cardenalito.

 

CUADRO N° I

Sitios conocidos en el mundo donde existe o existió el Cardenalito, en estado silvestre

PAÍS

ESTADO

LOCALIDAD CERCANA O DISTRITO

Nº SITIOS
CONOCIDOS*

Venezuela

Mérida

La Sabaneta

01

 

Trujillo

Carache

05

 

Zulia

San Juan

02

 

Lara

Aguada Grande - Duaca - Sanare - Los Humocaros

58

 

Portuguesa

Biscucuy

05

 

Falcón

Dttos. Mene Mauroa - Federación - Petit - Zamora - Acosta - Silva

82

 

Yaracuy

Nirgua

09

 

Carabobo

Valencia

02

 

Aragua

Dttos. Girardot - Ricaurte - San Sebastián - Mariño

13

 

Dtto. Federal

Caracas

06

 

Miranda

Ocumare del Tuy

43

 

Guárico

Altagracia de Orituco

41

 

Anzoátegui

Clarines

11

 

Sucre

Cumaná

09

 

Monagas

Maturín

06

Colombia

 

Cúcuta

02

Trinidad

 

Isla de Monos

01

 

 

 

296

(*) Se omiten los nombres de los sitios geográficos, para ayudar a preservar la especie. El autor agradecería recibir mayores informaciones al respecto.

 

La vegetación secundaria donde se procrea este pájaro, se caracteriza, entre otras cosas, por matorrales y áreas aisladas de bosques, los cuales no están libres de la intervención del hombre.

1. En la Sierra de San Luis.

La parte de esta Serranía donde suele multiplicarse el Cardenalito, ocupa una superficie aproximada de 56.000 Ha. y se halla ubicada en el Centro Norte del Estado Falcón. Constituye una faja montañosa dispuesta frente al Mar Caribe, paralela a los vientos alisios que provienen del hemisferio Norte.

El clima de esta Sierra, como en casi todas las demás, está influido por las mencionadas corrientes de aire que provienen del mar, provocando las lluvias orográficas más fuertes en su flanco Este. En las faldas sureñas fueron localizados cuatro sitios de captura, de los cuales tres eran de reproducción y uno de alimentación. Este sector presenta lluvias en los meses de Junio, Julio, Octubre, Noviembre, Diciembre y Enero, siendo Diciembre el mes de mayor pluviosidad, Ferrer (1980, Fig. 2).

La vegetación original en casi toda la zona de procreación del Cardenalito era boscosa, pero también existen zonas de matorral denso, encontrándose ambas actualmente despla­zadas por grandes áreas de pastizales dedicados a la ganadería y terrenos con vegetación secundaria de rastrojos abandonados. Sin embargo, en esta Sierra aún persisten áreas aisladas de bosques y matorrales, los cuales no están libres de la intervención humana.

Es interesante esta Serranía, ya que en el presente constituye un área relativamente pequeña donde existe un importante resto de las poblaciones del Cardenalito, alrededor de unos 1.000 individuos, y donde en 1981 fueron capturados cerca de unos 200 pájaros.

2. Serranía de Churuguara.

Tiene una extensión aproximada de 165.000 Ha. potencialmente aptas para la cría; se encuentra en la parte Sur y Central del Estado Falcón y con una pequeña porción en el Norte del Estado Lara. Esta Serranía se extiende a lo largo de 150 km., paralela a la mayor corriente de agua de la zona, como es el Río Tocuyo, el cual desemboca cerca de Tucacas, en el Mar Caribe.

En ella y en su área contigua se han localizado 18 lugares de captura, de los cuales 13 representan sitios antiguos y actuales de multiplicación, y cinco áreas de alimentación, estas últimas ubicadas a baja altura y distribuidas en el amplio Valle del Río Hueque. Este Valle se caracteriza por ser semiárido, (entre 700 mm. y 1.000 mm. de lluvia), casi deshabitado y cubierto en su mayor parte por matorrales densos.

En esta Serranía existen casi la mitad de los restantes Cardenalitos de la Región Centroccidental de Venezuela, unos 3.000 ejemplares aproximadamente.

El patrón estacional generalizado presenta lluvias en ios meses de Junio, Julio, Octubre, Noviembre, Diciembre y Enero, siendo Diciembre el mes de mayor precipitación; pero, en la zona media, el patrón estacional se manifiesta con lluvias de Mayo a Septiembre y con mayor pluviosidad en el mes de Julio (Fig. 2).

La cobertura vegetal original era también principalmente de bosques, con excepción del extremo Occidental del mapa de la Fig. 1, donde predominaban los matorrales densos. En la actualidad la vegetación dominante es la de pastizales, la cual ha sustituido a muchas de las masas de bosques y algunos matorrales. Por el contrario, el espinar, casi siempre se conserva intacto. Permanecen aún algunas áreas aisladas bajo cobertura de bosques y matorrales espesos. El espinar, por supuesto, ocupa áreas bajas y fuera de la zona de la Fig. 1.

3. Serranía de Ziruma-Baragua.

Con una extensión de 318.000 Ha. y muy adecuada para la reproducción se halla ubicada en el extremo Noroccidental del Estado Lara. Representa un complejo de montañas altas y colinas bajas, las cuales están situadas dentro del sistema hidrográfico de varios ríos, especialmente del Río Tocuyo y sus afluentes (Morere y Baragua), el Misoa, que desemboca en el Lago de Maracaibo y el Matícora, en el Golfo de Venezuela.

Esta Serranía fue estudiada muy poco por el autor; sin embargo, se conocen 19 puntos de captura los cuales tenían pequeñas poblaciones de pájaros hasta el año 1975 aproximadamente. No obstante, se buscaron Cardenalitos en Villa Rosa en el mes de Junio de 1981, y no se obtuvieron informaciones positivas, como tampoco fueron encontradas en el resto de la Serranía. Por esta razón se estimó que ya no existen, aunque es posible que regresen desde las Serranías situadas al Oriente.

En esta Serranía el clima varía desde árido en la mitad Oriental, hasta subhúmedo en la mitad Occidental.

El patrón estacional de lluvias presenta precipitaciones en los meses de Abril, Mayo, Septiembre, Octubre y Noviembre, siendo Octubre el mes de mayor pluviosidad (Fig. 2).

La vegetación original era de matorrales y bosques intrincados en los sectores húmedos, subhúmedos y semiáridos, y espinares en el sector árido. Actualmente se aprecian grandes áreas bajo pastizales tanto secundaria como originales, en los sectores húmedos, subhúmedos y semiáridos, con algunos relictos de bosques y matorrales dispersos.

En estado natural, vive exclusivamente en Venezuela.

En el sector semiárido se destacan también algunas áreas de pastos de Gamelote (Panicum maximum), que han sustituido al matorral. Se observan medianas áreas de sabana, las cuales deben haberse originado de zonas boscosas.

4. Serranía de Bobare-Matatere.

Tiene una extensión aproximada de 188.000 Ha. y se halla ubicada en la parte Meridional y Nororiental del Estado Lara y el extremo Oeste del Estado Yaracuy. En esta Serranía el autor identificó 12 parajes de captura, todos ellos ampliamente distribuidos en la zona. Los últimos Cardenalitos fueron vistos en 1977. Según Sael Duran, anualmente aún llegan algunas parejas a esa región en busca principalmente de comida.

El clima presenta una alta complejidad,

que va desde la zona húmeda hasta la árida. Esto, debido parcialmente, a la influencia y efecto de barlovento-sotavento: en la parte Norte del Estado Lara pasan los vientos alisios provenientes del hemisferio Norte, los cuales hacen húmedas la parte Este de las Sierras y secas la parte Oeste de las mismas.

La vegetación como producto de los efectos antropogénicos, climáticos y geológicos, resulta aún más heterogénea. Predominan los espinares y matorrales densos, entremezclados con algunas áreas de pastizales, bosque y sectores seriamente erosionados. Esta Serranía, además, posee rocas calcáreas, cuarcíticas y lutíticas.

5. Sierra de Aroa.

La extensión aproximada es de 108.000 Ha. y constituyó un área óptima de pro­creación. Se halla ubicada en la parte Norte del Estado Yaracuy hasta los límites Occidentales con el Estado Lara.

Cuenta con cinco puntos conocidos donde han sido capturados muchos Cardenalitos, aunque desde 1974 no se han observado pájaros en esta región. Uno de los sitios identificados era de alimentación y no de nidificación, ubicado en pleno Valle del Río de Aroa. Era zona donde rondaban anualmente grandes poblaciones de estos pájaros.

Se constataron en esta Sierra, climas de las zonas húmedas, subhúmedas y semiáridas, apreciándose la primera en un área muy localizada al Sur de la población de Aroa y conocida como la Fila de las Cumaraguas. Gran parte de la Sierra, por las características descritas y por ser boscosa, tenía pocas posibilidades de existencia de este pájaro.

Las lluvias caen de Mayo a Septiembre, con una mayor precipitación durante Julio, identificándose un patrón diferente en las montañas y valles ubicados al Norte y Noreste de la población de Aroa. Este último patrón se manifiesta con mayores lluvias durante los meses de Junio, Julio, Octubre, Noviembre, Diciembre y Enero, siendo Diciembre el mes de más fuertes precipitaciones (Fig. 2).

La vegetación original de la Sierra estaba constituida fundamental- mente por bosques perennifolios con algunas zonas de matorrales densos. Esta vegetación original ha sido transformada y sustituida en gran parte por extensiones de pastos y cultivos, especial­mente de Café. Sin embargo, aún se conservan masas significativas de bosque en las partes altas, pero casi siempre con un clima húmedo, por lo que fueron excluidas de la zona de nidificación en la Fig. 1, junto con la franja angosta y húmeda del bosque nublado que existe en esa Sierra.

6. El Macizo de Nirgua.

Ubicado exclusivamente dentro del Estado Yaracuy, este Macizo ocupa un área aproximada de 134.000 Ha. en la Región Centroccidental.

A pesar de encontrarse dentro de una altura apta para la reproducción, esta zona no ha tenido evidencias de sitios de anidación. Las últimas poblaciones de estos pájaros fueron vistas en 1976 y reportadas por Héctor Silva, ornitólogo del Instituto Universitario Tecnológico del Yaracuy, quien observó que la mayoría de los individuos que integraban dichas poblaciones, estaban constituidas por pájaros adultos y aunque llegó a capturar algunos pichones, unos y otros posiblemente, provenían de la Sierra de Aroa, en la búsqueda casi exclusiva de alimentos.

El Gamelote (Panicum maximum) en algunos casos ha sustituido el matorral. Medianas áreas de sabanas deben haberse originado de zonas boscosas.

Se apreciaron en esta Sierra, en la parte señalada en la Fig. 1, zonas semiáridas y subhúmedas, donde se pueden identificar dos patrones estacionales; uno, con lluvias consecutivas de Mayo a Septiembre, con la mayor precipitación en el mes de Julio en la faja Norte; y el otro, con lluvias consecutivas de Mayo a Octubre, con la mayor precipitación en el mes de Julio en la faja Sur (Fig. 2). Esta diferencia tan marcada en los patrones climatológicos se debe, fundamentalmente, a que este Macizo, bloquea tanto a los alisios provenientes del hemisferio Norte como a los del Sur.

La vegetación de esta área estaba constituida por bosques perennifolios y sabanas, apreciándose actualmente un alto grado de intervención de la mano del hombre quien ha establecido cultivos y grandes áreas cubiertas de pastizales y sabanas secundarias. Estas últimas han surgido, principalmente, como consecuencia de los incendios incontrolados de la vegetación, que ocurren anualmente.

7. Estribaciones Nororientales Andinas.

Ocupan una extensión aproximada de 528.000 Ha. y están ubicadas en la faja Sur del Estado Lara, Norte del Estado Portuguesa, parte del Estado Trujillo y Zulia. Comprenden una importante barrera natural que separa parcialmente las hoyas hidrográficas del Orinoco y de los ríos que desembocan en el Mar Caribe.

Las Estribaciones Andinas constituyeron áreas de gran proliferación y abundancia del Cardenalito. Sin embargo, toda su extensión tiene aún condiciones potenciales para la reproducción, las cuales están señaladas en la Fig. 1. Allí existieron 25 sitios donde se capturaban cientos de pájaros en años pasados, siete de ellos cerca dé Barquisimeto, los cuales eran lugares exclusivos de alimentación.

El último sitio de nidificación fue visto y localizado a los 1.400 m.s.n.m. en el año 1979.

Es probable que aún subsistan unos 500 pájaros, en toda esa inmensa región.

Debido a la complejidad y gran extensión de esta zona no se precisaron detalles sobre sus características climáticas. Basta decir, que se apreciaron zonas de humedad que van desde áridas hasta perhúmedas, determinadas por las grandes diferencias de relieve y por la influencia de los climas correspondientes a la depresión Barquisimeto-Carora (zona árida del Estado Lara), los Llanos Occidentales y la Cordillera Andina; y, por los vientos que, provenientes de los hemisferios Norte y Sur, vienen cargados de humedad.

Como consecuencia de la complejidad climática ya citada, la vegetación original presenta una gama desde espinares y matorrales en el piedemonte Norte, bosques perennifolios en las cumbres altas, bosques caducifolios y sabanas en el piedemonte Sur y extremo Oriental. La situación actual evidencia una fuerte intervención que data de un tiempo antes de la Conquista, que se ha puesto de manifiesto en actividades diversas como: pastoreo, cultivos temporales, anuales, semipermanentes y permanentes; todas ellas con el uso de técnicas desde las más primitivas y rudimentarias hasta las más avanzadas y modernas.

  

Cardenalito Parte 1 | Parte 2 | Parte 3 |  Parte 4  | Parte 5 | Parte 6 | Parte 7

Parte 8 | Parte 9 | Parte 10 | Parte 11 | Parte 12 | Parte 13 | Parte 14 | Parte 15

Parte 16 | Parte 17 | Parte 18 | Parte 19

IV. Distribución poblacional

 

El Cardenalito de Venezuela

Texto y Fotografías: Profesor Antonio Rivero Mendoza

Digitalización, Diseño Gráfico y Adaptación Web: Francisco Lau

Es vital que cada uno aporte lo mejor de lo suyo en cuanto a sus potencialidades, tiempo y esfuerzo, tanto personal como institucional, a fin de poder llevar adelante nuestras programaciones para este año.

¡¡¡ El futuro de Venezuela, del Estado Lara, del Semiárido y del Cardenalito dependen del compromiso de todos !!!

Helechos  <    arriba  >  Documentos

2010: Año Internacional de la Diversidad Biológica

 

2005-2015: Decenio Internacional para la Acción “El agua, fuente de vida”

 

Campaña Ambiental "Conociendo a Musguito"

Red de Aliados para la Sinergia en la Gestión Ambiental del Estado Lara

Sitio Web "Musguito": http://musguito.net.ve

Administrador Web: Francisco Lau

A.C. Conservación del Ambiente (CONAMBIENTE)

Dirección Postal: Apartado Postal 549, Barquisimeto 3001-A, Estado Lara, Venezuela

Correo Electrónico: reflexionambiental @ gmail.com / sinergialara @ gmail.com (sin espacios)

Boletín Electrónico "Musguito":  http://mx.groups.yahoo.com/group/musguito (musguito@yahoogrupos.com.mx)

Grupo "Sinergia Lara":  http://groups.google.com/group/sinergia-lara (sinergia-lara@googlegroups.com)

Solicitamos apoyo financiero (vía patrocinio) para seguir manteniendo y ampliando este sitio web

Foto de fondo: Lic. (Biol.) María Silvina Ussher M. - ilustración de Musguito: Arq. Sandro Bellosta - Adaptación y Diseño web: Francisco Lau

Logo

Este Sitio Web recibe apoyo mediante el patrocinio de su Institución (?) desde Enero de 2010.

Creada: 10/06/2009  -  Actualizada: 04/08/2009