Musguito

Red de Aliados para la Sinergia
en la Gestión
Ambiental del Estado Lara

Correo-E: reflexionambiental @ gmail.com
(sin espacios)

"Uniendo Voluntades Hacia el Desarrollo Endógeno Comunitario Ambientalmente Sustentado"

 

 Inicio | Índice | Índice Alfabético | Presentación | Objetivos | Efemérides

Musguito | Caracterización | Problemática | Helechos | Cardenalito

Documentos | Reflexión | Bosque Macuto | Valle del Turbio | Titicare

ANAPRO | Salud | Biblia y Ambiente | Ambiente y Socialismo | Legislación

Red de Aliados | Promotores Socio-Ambientales | Galería | Agenda | Programa

Minutas | Mensajes | Patrocinantes | Enlaces | Noticias | Correos | Visitas

 

Red de Comunicación e Información Ambiental

Ingresa en
http://mx.groups.yahoo.com/group/musguito/join

para recibir nuestros Boletines Informativos

Consultar este grupo

Grupos de Google
Suscribirte a Sinergia Lara
Correo electrónico:
Consultar este grupo

Coloca nuestros correos en tu lista de contactos admitidos, para recibir nuestros Boletines Informativos.

reflexion_ambiental@yahoo.com.mx

reflexionambiental@gmail.com y sinergialara@gmail.com 

Colabora con el Mantenimiento de este sitio web Musguito
dando un aporte mensual fijo como Patrocinante Personal o Institucional

 

Campaña Ambiental "Conservando el Cardenalito"

"Proteger la Vida Silvestre es Conservar la Vida Humana"

 

Por el Profesor: ANTONIO RIVERO MENDOZA © Copyright

  

El Cardenalito de Venezuela (9)

 

Cardenalito Parte 1 | Parte 2 | Parte 3 | Parte 4 | Parte 5 | Parte 6 | Parte 7

Parte 8 |  Parte 9  | Parte 10 | Parte 11 | Parte 12 | Parte 13 | Parte 14 | Parte 15

Parte 16 | Parte 17 | Parte 18 | Parte 19

IX. Captura y mortalidad

Presentación | Preámbulo | Introducción | I. Importancia y Justificación del Problema

II. Metodología | III. Características Generales del Ave | IV. Distribución poblacional

V. Antecedentes Históricos | VI. Alimentación | VII. Reproducción, cría e hibridación

VIII. Enemigos | X. Enfermedad y tratamiento | XI. Comportamiento

XII. Estado Actual del Cardenalito en Venezuela | XIII. Conclusiones | XIV. Recomendaciones

Bibliografía | Anexo A | Anexo B | Anexo C | Anexo D

Documentos en la Web sobre el Cardenalito de Venezuela

 

CAPÍTULO IX: CAPTURA Y MORTALIDAD

 

Es un hecho conocido la alta mortalidad entre los individuos recién capturados.

A. Captura.

Es un proceso que está íntimamente relacionado con la muerte de estos pájaros.

Es un hecho conocido la alta mortalidad que se registra entre los individuos recién capturados, la cual varía ampliamente, según la época del año, la edad de los pájaros, el método de atraparlos, el ambiente donde se les coloca después de la captura y el tipo de alimentación que reciben a partir de ese momento.

Este conjunto de factores, posiblemente determinan una serie de desequilibrios corporales (stress) que facilitan la penetración de gérmenes patógenos, que en un organismo débil crecen y se multiplican, disminuyendo las defensas naturales que los Cardenalitos traen intrínsecamente consigo de aquellos ambientes donde viven.

Puede decirse que las primeras precauciones y preocupaciones que tiene la mayoría de los pajareros especializados en la captura de este pájaro giran alrededor de los siguientes aspectos: el método que utilizan para la captura, el tipo de jaula que han de llevar al campo para colocar los Cardenalitos recién capturados y los primeros alimentos que les dan.

1. ¿Cómo se capturan los Cardenalitos?

Tanto los pajareros como los campesinos especializados en su captura lo hacen valiéndose de pájaros “pitadores” o señuelos, los cuales deben tener las siguientes cualidades: ser excelentes e incansables cantadores, con “llamadas” muy claras, precisas y repetidas con mucha frecuencia. Como las “llamadas” varían según las distintas zonas de distribución, los pajareros poseen y utilizan “pitadores” apropiados para cada región. Así, por ejemplo, el autor ha comprobado que las llamadas de individuos del Estado Falcón, no sirven para capturar los de las estribaciones Andinas y viceversa.

Se estima que de cada 100 pájaros atrapados dos resultan excelentes pitadores. Estos últimos pueden ser machos o hembras. Las primeras son las más utilizadas durante la época de reproducción pues los machos, que son los más apreciados por su valor comercial, se atrapan muy fácilmente en la temporada de celo, cuando es utilizada una hembra como señuelo.

Para la captura de los pájaros se utiliza la “pega” o “liga”, producto que se extrae de ciertos árboles como el Pan de Palo (Artocarpus altilis), el Higuito (Ficus pertusa), el Lechocillo (Sapium salicifolia), el Caucho (Ficus elastica), el Copey (Clusia minor), el Matapalo (Ficus nymphaefolia) y otros.

Estas gomas o “pegas” se preparan en forma pura o combinadas según los fines que persiga el pajarero. Su consistencia y capacidad para pegar, dependerá del tipo de goma empleada, del tamaño del pájaro a capturar, de la temperatura ambiental, de la hora y del lugar específico para la captura, así como del número de veces que haya sido utilizada. A menor uso, la pega estará en mejores condiciones.

 

El tipo de jaula que los campesinos llevan para colocar los pájaros recién capturados, son de vital importancia para que estos no se estropeen y, a su vez, permitan que coman y beban rápidamente.

 

La pega para capturar estos pájaros, se colocaba anteriormente en las varillas de alambre de los paraguas antiguos, estas varillas eran las más recomendadas y buscadas por los pajareros. Hoy en día, se utilizan varillas de alambre con un diámetro similar a las que tenían las anteriormente mencionadas. El tamaño es de unos 30 a 35 cm. de largo. Dichas varillas se colocan en los dos ángulos opuestos del techo de la jaula donde están los “pitadores”. Para la captura también se utilizan las varillas engañadoras, las cuales tienen un tamaño de 80 a 150 cm. de largo, y se colocan como su nombre lo indica, en forma estratégica entre las ramas de las plantas que se hallan cerca de la jaula donde está el “pitador” y donde el pajarero estima que puedan posarse los Cardenalitos.

Las trampas de uno, dos o más golpes, apenas son utilizadas en una región de las estribaciones Nororientales Andinas. Las mallas de nylon, aunque son poco conocidas y hasta ahora no se venden en el país, algunos pajareros están empezando a utilizarlas.

2. ¿Dónde se colocan los Cardenalitos capturados y qué debe dárseles de comer?

Existen muchos modelos de jaulas para meter los Cardenalitos y otras aves recién capturadas. Sin embargo, todas ellas tienen un mismo objetivo, es decir, deben reunir las mejores condiciones para evitar en lo posible que los pájaros se estropeen, y a su vez, que tengan facilidades para que coman y beban rápidamente. Es por esto que la mayoría de los pajareros suelen llevar al campo un tipo de jaula llamada “amansadora”, o sea, una jaula acondicionada tanto en su interior como exteriormente, para que los pájaros recién atrapados no sufran tan bruscamente el “shock” de captura, que en muchos casos les causa la muerte en forma inmediata o al poco tiempo de agarrados. Dentro de dichas jaulas se lleva usualmente una hembra mansa y con muchos años de cautividad, pues su función más destacada es la de “enseñar” a los pájaros recién capturados a comer los primeros y nuevos alimentos. Otros usan con estos mismos fines, a Corbatines y Chirulíes. Estos últimos, no obstante, no son los más indicados, ya que tienen un temperamento nervioso y por las noches se suelen despertar ante el más mínimo ruido y empiezan a chillar en tal forma que terminan alborotando a todos los Cardenalitos recién atrapados. Con estos, si no se toman las debidas precauciones, se estropean y se golpean la cabeza con tal fuerza que para muchos de ellos significa la muerte o la pérdida de plumas de las alas, de la cola o el resto del cuerpo, restándole así fuerza y vitalidad. Muchos de ellos amanecen somnolientos, tristes y estropeados, lo cual les provoca problemas físicos y de conducta tan serios, que al día siguiente no comen, ni beben y en pocas horas perecen. Esto es otra de las causas importantes de mortalidad en pájaros recién capturados.

Los pajareros expertos, en cambio, llevan también estas jaulas “amansadoras” en igualdad de condiciones a las anteriormente descritas, pero al anochecer (y esto lo repiten por mucho tiempo), sacan a los pájaros recién capturados y los colocan en pequeñas bolsas de papel, tela, morrales o “marusas” y en muchos casos simplemente en medias o calcetines, para que cada pájaro duerma solo y no ocurran los problemas anteriormente señalados. Al día siguiente, los regresan a las jaulas “amansadoras”. Los Cardenalitos tratados así, por lo general, se encuentran en mejores condiciones y la mayoría pronto empiezan a comer, sobre todo aquellos alimentos que les son conocidos. Casi siempre se utilizan las mismas semillas que estaban comiendo en el campo antes de la captura. De este modo, poco a poco, los pajareros los obligan a comer semilla negra, alpiste o linaza. Los pájaros destinados para “enseñar” a comer a los nuevos atrapados, se les denomina “amansadores” y muchos de ellos por años llegan a cumplir en forma excelente esta función.

A las jaulas “amansadoras”, es usual que se les oscurezca con telas plásticas de color verde, o de otros colores; con sacos de sisal o simplemente forradas con material del ambiente, como hojas, hierbas o maleza. Internamente y en el piso, se les coloca semillas, entre las cuales la más usada es la semilla negra y las naturales del ambiente.

Es fundamental que los Cardenalitos empiecen a comer lo antes posible, lo cual garantiza en alto porcentaje las probabilidades de sobrevivencia.

Los pajareros experimentados saben que cuando un pájaro empieza a comer después de la captura, casi es un hecho que asegura la supervivencia. Lo importante es que las aves no pasen más de 8 horas sin comer algo como para soportar el “shock” de captura. Por esta razón, algunas personas prefieren o se sienten más satisfechas, si realizan la captura en las últimas horas de la tarde, porque esto les asegura, que los pájaros ya han comido durante ese día.

Atrapar un Cardenalito es relativamente fácil, lo difícil es que logre adaptarse a las nuevas y diversas condiciones a que será sometido, las cuales varían ampliamente de una región y de una persona a otra.

 

En pájaros que están en plena época de celo, la mortalidad es tan alta que la mayoría mueren en as manos de sus captores.

Algunos pajareros, en el momento de atraparlos, les dan directamente en el pico algunos productos que contengan sustancias tranquilizantes, con el fin de disminuir el estado de nerviosismo que les produce la captura. Posteriormente, en el agua de beber les añaden compuestos químicos del tipo anti-stress, lo cual al parecer y según las propias experiencias del autor, dan mejores resultados. Se acostumbra así mismo, ponerles entre los alambres de la jaula, pequeños pedazos de pan de trigo o de arepa de maíz, humedecidos con leche azucarada, los cuales comen algunos pájaros sin mayores dificultades, quizás ayudados por la hembra que se utiliza como “enseñadora”. Lo importante es que los pájaros lleguen a comer algún alimento durante el primer día de captura.

B. Mortalidad.

Se considera que las dos primeras semanas, son críticas para los Cardenalitos recién capturados. Si transcurre este lapso sin mayores dificultades, quizás un mediano porcentaje llegue a sobrevivir. No obstante, esto depende de una serie de factores que se especifican a continuación:

1. Para los pájaros adultos que se encuentran fuera de la época de reproducción, la probabilidad de sobrevivencia, es alta, aproximadamente de un 90%.

2. Para los pájaros que están en plena época de celo, es decir, antes o en el momento de iniciar la nidificación, la mortalidad es muy alta; se estima por encima del 95%. Son tan delicados en este período, que muchos de ellos llegan a morir en las manos del pajarero, en apenas pocos minutos de haber sido atrapados. La mayoría de los restantes mueren en orden decreciente, desde el primer día a una semana después. Los pajareros veteranos, conocen de este delicado estado en que se encuentran los Cardenalitos y muchos de ellos postergan la captura por 1 ó 2 meses. Sin embargo, esto constituye la excepción, y casi todos los pajareros no resisten la tentación y prefieren agarrarlos a sabiendas de que morirán en su gran mayoría.

3. Durante la época de reproducción, cuando los pájaros adultos aún están criando los pichones, su mortalidad disminuye, y muchos de ellos llegan a sobrevivir, en un 55% aproximadamente; en cambio, los pichones capturados durante este período, mueren casi en su totalidad, pues no saben comer, los padres recién atrapados no les dan alimento y más del 95% se muere.

4. En los pichones:

a. Entre 1½ y 2 meses de nacidos, a pesar de que ya saben comer por sí solos, la mortalidad es muy alta y se estima en más de un 85%.

b. Entre los 2½ y 3 meses de edad, se calcula que la mortalidad puede llegar hasta un 70%. Por el contrario, aquellos pichones que logran sobrevivir, se adaptan muy bien al cautiverio, completan la primera muda y, así mismo, son los pájaros que llegarán a vivir por mayor tiempo en las jaulas.

c. Entre 3 y 4 meses, la mortalidad disminuye en forma considerable, llegando a un 15% aproximadamente. Son estos los pichones más apreciados en la canaricultura y los de un mayor valor económico, pues muchos de ellos ya están terminando de cambiar el plumaje de la forma juvenil para adulto. Los pajareros suelen llamar a estos pichones por los nombres de “chorreados”, “caretos” o “tigritos”, esto último, por su semejanza con el Tigre o Jaguar (Felix onca) en lo que respecta a las manchas negras dispersas que en forma regular se distribuyen tanto por la cabeza como por el cuello, región ventral y dorsal. Al igual que lo señalado en la parte final del párrafo anterior, estos pichones llegan a alcanzar largos períodos de vida en cautiverio. El autor ha conocido a muchos Cardenalitos con un promedio de vida de 10 años, aspecto confirmado por Moreno, S. (1964) y algunos casos excepcionales, con 15 ó más años de edad, según testimonios de sus dueños.

d. Después de los 6 meses de edad, la mortalidad es mínima y apenas alcanza un 10%, siempre y cuando sean capturados fuera de la época de celo, ya que a estos pájaros puede considerárseles como adultos. A pesar de que aún no tienen la coloración completa, están aptos para la reproducción, y en las serranías de los Estados Lara y Falcón son los Cardenalitos que nacieron en Abril y empiezan a aparearse entre los mediados de Septiembre y comienzos de Octubre, para tener pichones a finales de Octubre y comienzos de Noviembre.

 

En estos parajes los Cardenalitos con sus pichones, andan en pequeños grupos en busca de alimento.

 

Cardenalito Parte 1 | Parte 2 | Parte 3 | Parte 4 | Parte 5 | Parte 6 | Parte 7

Parte 8 |  Parte 9  | Parte 10 | Parte 11 | Parte 12 | Parte 13 | Parte 14 | Parte 15

Parte 16 | Parte 17 | Parte 18 | Parte 19

IX. Captura y mortalidad | Documentos en la Web sobre el Cardenalito de Venezuela

Helechos  <    arriba  >  Documentos

 

El Cardenalito de Venezuela

Texto y Fotografías: Profesor Antonio Rivero Mendoza

Digitalización, Diseño Gráfico y Adaptación Web: Francisco Lau

Es vital que cada uno aporte lo mejor de lo suyo en cuanto a sus potencialidades, tiempo y esfuerzo, tanto personal como institucional, a fin de poder llevar adelante nuestras programaciones para este año.

¡¡¡ El futuro de Venezuela, del Estado Lara, del Semiárido y del Cardenalito dependen del compromiso de todos !!!

2010: Año Internacional de la Diversidad Biológica

 

2005-2015: Decenio Internacional para la Acción “El agua, fuente de vida”

 

Campaña Ambiental "Conociendo a Musguito"

Red de Aliados para la Sinergia en la Gestión Ambiental del Estado Lara

Sitio Web "Musguito": http://musguito.net.ve

Administrador Web: Francisco Lau

A.C. Conservación del Ambiente (CONAMBIENTE)

Dirección Postal: Apartado Postal 549, Barquisimeto 3001-A, Estado Lara, Venezuela

Correo Electrónico: reflexionambiental @ gmail.com / sinergialara @ gmail.com (sin espacios)

Boletín Electrónico "Musguito":  http://mx.groups.yahoo.com/group/musguito (musguito@yahoogrupos.com.mx)

Grupo "Sinergia Lara":  http://groups.google.com/group/sinergia-lara (sinergia-lara@googlegroups.com)

Solicitamos apoyo financiero (vía patrocinio) para seguir manteniendo y ampliando este sitio web

Foto de fondo: Lic. (Biol.) María Silvina Ussher M. - ilustración de Musguito: Arq. Sandro Bellosta - Adaptación y Diseño web: Francisco Lau

Logo

Este Sitio Web recibe apoyo mediante el patrocinio de su Institución (?) desde Enero de 2010.

Creada: 22/06/2009  -  Actualizada: 26/07/2009