Musguito

Red de Aliados para la Sinergia
en la Gestión
Ambiental del Estado Lara

Correo-E: reflexionambiental @ yahoo.com.mx
(sin espacios)

"Uniendo Voluntades Hacia el Desarrollo Endógeno Comunitario Ambientalmente Sustentado"

 

 Inicio | Índice | Índice Alfabético | Presentación | Objetivos | Efemérides

Musguito | Caracterización | Problemática | HelechosCardenalito

Documentos | Reflexión | Bosque Macuto | Salud

Red de Aliados | Galería | Agenda | Programa | Minutas | Mensajes

Patrocinantes | Enlaces | Noticias | Correos | Visitas

 

Red de Comunicación e Información Ambiental

Ingresa en
http://mx.groups.yahoo.com/group/musguito/join

para recibir nuestros Boletines Informativos

Consultar este grupo

Grupos de Google
Suscribirte a Sinergia Lara
Correo electrónico:
Consultar este grupo

Coloca nuestros correos en tu lista de contactos admitidos, para recibir nuestros Boletines Informativos.

reflexion_ambiental@yahoo.com.mx

reflexionambiental@yahoo.com.mx y sinergialara@gmail.com 

Colabora con el Mantenimiento de este sitio web Musguito
dando un aporte mensual fijo como Patrocinante Personal o Institucional

 

Salud Integral

"Mantener la Salud de Nuestro Cuerpo, Alma y Espíritu es Conservar la Vida"

Biblioteca en Línea sobre la Alimentación Sana, Salud Integral y Calidad de Vida

 

Etnobotánica: Información sobre las plantas medicinales

Autor: Francisco Lau

 

Fitoterapia: Preparaciones Fitoterapéuticas

 

 A | B | C | D | E | F | G | H | I | J | K | L
 M | N | O | P | Q | R | S | T | U | V | Y | Z

 

Índice Descriptivo de las Preparaciones Fitoterapéuticas

A   [ A | B | C | D | E | F | G | I |  L |  M | P | S | T | U | V | Z  ]

* Aceite Medicinal:

Es una preparación, normalmente para uso externo, en la que los principios activos de las plantas medicinales se disuelven en un aceite vegetal, de manera que sean más fáciles de aplicar y de ser absorbidos por el organismo.

El vehículo más comúnmente empleado es el aceite de oliva puro, pero alternativamente se pueden emplear otros aceites vegetales puros, tal como el de girasol u otros. Para su preparación se toman unos gramos de hierba fresca o seca, se mezclan con el aceite natural (prensado en frío), y se deja en maceración bajo el sol, durante 2 o 3 semanas. Se filtra y se decanta la espuma que sobrenada en la superficie.

Para su mejor conservación debe ser resguardado de la luz, en frascos de vidrio de color ámbar, bien tapado, y en un lugar bien fresco.

La aplicación del aceite medicinal es una alternativa al uso de los ungüentos y de las compresas, sobre todo cuando éstos resultan impracticables.

* Aguardiente:

Es un preparado obtenido por maceración del material fitoterapéutico en aguardiente blanco de caña. Usualmente se usa para extraer principios activos de cortezas y maderas, o para preservar principios activos de materiales que de otra forma se descompondrían fácilmente. Normalmente se hace bajo resguardo, pero en ocasiones se requiere exposición al sol. La maceración puede durar entre 15 a 45 días, según el material.

* Alcoholato:

Es una solución de sustancias volátiles, en alcohol, obtenida a partir de un extracto.

* Aplicación Externa:

En algunos casos las hierbas se aplican directamente sobre la piel o una herida, de modo que sus aceites volátiles puedan penetrar en los tejidos y estimularlos.

Las partes frescas de la planta, generalmente las hojas enteras (o las raíces machacadas) se lavan, se escurren y secan ligeramente, y luego se aplican bien extendidas, directamente sobre la piel, formando una sola capa. Luego de unos 15 o 20 minutos, se retiran las hierbas, y se repite la aplicación con material fresco, hasta completar 1 hora de tratamiento. En algunos casos las hierbas se dejan aplicadas durante toda la noche.

* Apocema:

Es un concentrado elaborado a partir del hervor sostenido de una preparación herbal, obtenida por maceración, infusión o cocimiento, la cual contiene los principios activos deseados de la planta usada.

Según las propiedades del preparado, usualmente puede ser tomado sólo bajo prescripción facultativa, especificando en forma precisa la cantidad, frecuencia y horas de las tomas.

B   [ A | B | C | D | E | F | G | I |  L |  M | P | S | T | U | V | Z  ]

* Baño Medicinal:

Los principios activos de las plantas medicinales pueden ser aplicados al organismo en forma de baños.

Los baños lavan y estimulan la piel, y ejercen en el organismo efectos muy diversos, según el caso: aromático, terapéutico, estimulante o sedante, tónico, emoliente, etc.

Los baños a base de hierbas se preparan usualmente haciendo un cocimiento o una infusión, con una cantidad determinada de planta seca (la cual puede variar según el caso) en agua. Se filtra el líquido obtenido y se agrega al agua del baño, usualmente junto con una pizca de sal.

Los baños pueden ser generales (totales) o locales (parciales), dependiendo de si se sumerge todo el cuerpo o sólo una parte.

Los baños locales pueden ser de medio cuerpo, de asiento, de pies (pediluvio), de manos (maniluvio), de ojos, etc.

Siempre se deben tomar por lo menos ½ hora antes o 3 horas después de las comidas.

En algunos casos, según sea el efecto deseado, estimulante o sedante, los baños se toman por la mañana o la noche, respectivamente.

Los baños medicinales pueden producir efectos diferentes, según sean la(s) planta(s) utilizada(s): las hojas de rayo de sol amarillo (árnica) calman el dolor debido a contusiones, el romero es fortalecedor, la lavanda es refrescante, las flores de valeriana o de tilo son sedantes, la manzanilla limpia, el tomillo es bueno para los nervios, las hojas de cayena son un calmante nervioso, entre otros ejemplos.

* Baño de Asiento:

Se sumerge el bajo vientre y la parte superior de los muslos en una bañera de asiento (no obtenible en el mercado local) o en una ponchera lo suficientemente grande.

Para preparar la solución base, por cada litro de agua, se usan 100 gr. de hierba, en cocimiento; para uso, por cada litro de base se agregan 5 litros de agua caliente.

Por ejemplo, el baño de asiento de manzanilla está indicado para el tratamiento de las hemorroides e inflamaciones del tejido urinario.

* Baño Ocular:

Se aplica mediante el uso de un recipiente especial para el lavado de ojos.

Se usa para el tratamiento de inflamaciones de los párpados, la conjuntivitis y otras afecciones oculares.

Por ejemplo, los pétalos de rosa roja, en infusión, se usan para tratar los párpados inflamados.

* Baño de Pies (Pediluvio):

Se sumergen los pies hasta la altura de los tobillos.

Por ejemplo, las semillas trituradas de mostaza se preparan en cocimiento de 50 gr. por litro de agua, y se aplica caliente, sin diluir, para el tratamiento de congestiones de pecho, asma bronquial, desmayos, apoplejía y debilidad cardiaca.

* Baño de Vapor:

La exposición corporal al vapor produce un gran incremento de temperatura en la superficie corporal y el organismo reacciona sudando copiosamente para disminuir esa temperatura, y por este medio consigue eliminar las sustancias nocivas del organismo.

El baño de vapor en sí no debilita; pero en forma pasajera, se produce una sensación de debilidad, posterior al baño, la cual es debida al proceso de eliminación de toxinas.

- Procedimientos

En un recipiente (olla) adecuado, colocar agua hirviendo y las hierbas necesarias para el tratamiento, y acomodar y cubrir de tal modo que el vapor impregnado con las esencias (aceites volátiles) de las plantas tome contacto con las zonas del cuerpo a ser tratadas.

Si durante el baño el líquido está a punto de agotarse, se puede agregar más agua hirviendo, para proseguir el tratamiento.

Durante la aplicación del baño, la llegada del vapor debe ser constante, por lo que se aconseja la utilización de una hornilla o de una resistencia eléctrica, que permita mantener elevada la temperatura del líquido (no se recomienda usar otra fuente de calor, tal como leña, carbón, gas o kerosén, debido a que pueden producir emanaciones peligrosas).

Es necesario cubrirse con una toalla grande o cobija, para evitar la pérdida del vapor.

Los baños de vapor normalmente no deben durar más de 30 minutos en adultos, y no más de 20 en niños, según sea la edad.

Al concluir el tratamiento con vapor, debe aplicarse sobre el cuerpo una fricción de agua fría, de modo que se active nuevamente la circulación sanguínea, e inmediatamente debe abrigarse el cuerpo, a fin de evitar algún resfrío.

Se deben tomar los baños de vapor por lo menos ½ hora antes o 3 horas después de las comidas.

Las plantas apropiadas para su aplicación en baños de vapor son las que contienen suficientes cantidades de aceites volátiles, tales como el eucalipto, amargoso, saúco, romero, menta, orégano de monte, etc.

- Formas de Aplicación

1. BAÑO DE VAPOR GENERAL (de cuerpo entero): Se debe aplicar con suma precaución, ya que su efecto es bastante fuerte. No se aconseja en los casos de tuberculosis, debilidad general, embarazos, anemias, menstruación, afecciones cardíacas o enfermedades del sistema nervioso.

2. BAÑO DE VAPOR LOCAL: Se aplica para el tratamiento de enfermedades localizadas tales como los dolores reumáticos, las inflamaciones articulares o la gota.

3. BAÑO DE VAPOR DE PECHO Y CABEZA: Se aplica para el tratamiento de ciertas afecciones respiratorias (nariz, garganta, bronquios, etc.), tales como el asma.

4. BAÑO DE VAPOR FACIAL: Se aplica como tratamiento cosmético, por sus efectos limpiadores, suavizantes, refrescantes, regeneradores o fortalecedores.

Las plantas usadas con estos fines son la manzanilla, cola de caballo, romero, etc.

Para su aplicación, se mantiene la cara expuesta al vapor, de modo que éste alcance todas las áreas del rostro.

Para minimizar la pérdida del vapor, se cubre la cabeza, completamente, con una toalla. Al finalizar, se lava la cara con agua fresca.

* Baño (Lavado) Local:

Se aplica sobre úlceras, almorranas externas o eczemas cutáneos.

C   [ A | B | C | D | E | F | G | I |  L |  M | P | S | T | U | V | Z  ]

* Cápsula:

Cubierta de gelatina que se llena de sustancias sólidas o líquidas y se administran por deglución, teniendo la propiedad de reblandecerse, desintegrarse y disolverse en el tubo digestivo, especialmente en el estómago. Pueden llenarse en forma manual o mecánica. Su finalidad es evitar el sabor y olor de los preparados fitoterapéuticos que se administran a dosis precisas.

Existen tres tipos de cápsulas:

1. Cápsulas duras, de forma ovalada, compuestas por dos piezas que se unen una vez colocado el producto pulverizado. Existen cápsulas de diversos tamaños (una cápsula Nº0 contiene aproximadamente 10 gramos y una cápsula Nº00 contiene aproximadamente 15 gramos) y de varios materiales, las de sustancias higroscópicas que se disuelven en el estómago y las entéricas que se disuelven en el intestino.

2. Cápsulas elásticas, de forma olivar, pueden contener hasta 5 mililitros de líquido y por ser blandas, se degluten fácilmente. Se preparan en máquinas industriales, no deben llenarse con líquidos acuosos y sólo pueden contener soluciones o suspensiones en aceite.

 3. Perlas, cápsulas blandas de forma esférica, destinadas a contener pequeñas cantidades de líquidos.

* Caramelo:

Se elabora con miel de abejas y zumo de hierbas pectorales. Es muy útil para el tratamiento de catarros bronquiales o inflamaciones de la faringe y de la laringe.

* Cataplasma:

La cataplasma es usada para aplicar un medicamento externamente, con calor húmedo. Su acción es principalmente emoliente, y permite ablandar las durezas y tumoraciones. Puede ser usada para calmar, irritar o para eliminar impurezas del cuerpo, dependiendo del tipo de planta usada.

Está indicada para el tratamiento de dolores e inflamaciones, la maduración de abscesos, el reumatismo y la gota, cólicos, dolores nerviosos, catarros y problemas respiratorios.

Para su preparación se machaca la parte medicinal de la planta fresca, hasta formar una masa pulposa, y se calienta para su aplicación.

Si se usan plantas secas e incluso en el caso de algunas plantas frescas, se humedecen con agua caliente, para machacarlas, y se agrega cantidad suficiente de un material (harina o mucílago) que le de una consistencia suave y adhesiva, tal como la maicena, la harina de linaza o la harina blanca de trigo; se calienta de inmediato, revolviendo constantemente, hasta que espese. Se prepara cantidad suficiente para que el preparado pueda aplicarse y cubrir totalmente la superficie del cuerpo a tratar, formando una capa de aproximadamente 1 centímetro de espesor.

En algunos casos, para preparar la cataplasma se puede usar la papa cruda, rallada, como base. En este caso debe cubrirse con una tela impermeable, a fin de evitar que se seque rápidamente.

Normalmente, la cataplasma se aplica directamente sobre la piel y se cubre con un trapo de algodón caliente y ligeramente húmedo.

Otra manera de hacerlo, especialmente cuando se emplea material irritante, tal como la semilla de mostaza, consiste en esparcir la pasta o pulpa sobre un trapo de algodón, caliente y ligeramente húmedo, envolviéndola con la misma tela, para aplicarla de inmediato sobre el área a tratar, e impedir el contacto directo con la piel.

Finalmente se envuelve todo con una tela gruesa, húmeda y caliente, a fin de ayudar a mantener la humedad y el calor. Cada vez que sea requerido (aproximadamente cada 1½ horas), se humedece la tela con agua caliente. Se debe tomar la precaución de evitar una temperatura excesiva, a fin de prevenir que se produzcan quemaduras y ampollas.

La cataplasma se debe aplicar fría cuando la parte afectada está inflamada y presenta dolor.

El tratamiento suele durar entre 6 y 9 horas, y en algunos casos es conveniente renovar la cataplasma, aproximadamente cada 3 horas.

Luego de removerla, se enjuaga el área tratada, con agua o con alguna infusión de hierbas (especialmente manzanilla o ajenjo).

La cataplasma caliente no es conveniente aplicarla en personas en estado inconsciente, ni tampoco en los casos con heridas o erupciones cutáneas.

* Cocimiento (Decocción) [ver: mezcla de plantas]:

Medicamento obtenido al hervir una planta en agua, normalmente a fuego lento, durante un tiempo específico para cada material, e idealmente en un recipiente de arcilla o de peltre o, en su defecto, en uno de acero. Al finalizar la cocción, se retira del fuego, se deja reposar en el recipiente tapado, durante una ½ hora, se cuela, se envasa y se guarda en sitio fresco, preferiblemente bajo refrigeración. En algunos casos puede endulzarse con miel.

Este proceso es el más adecuado para preparar las partes duras y compactas de las plantas (raíces, cortezas, madera, tallos, semillas, etc.), cuyos principios activos no son tan fácilmente extraíbles.

Cuando se desea extraer principalmente las sales minerales y los principios amargos de las plantas, antes que las vitaminas e ingredientes volátiles, éste es el mejor método de preparación.

El tiempo de cocción puede variar entre 10 a 45 minutos. Hasta unos 15 min. para flores, hojas o raíces tiernas, y hasta unos 45 minutos para raíces duras y leñosas, cortezas o para maderas.

En general, no es conveniente tomar cocimientos de plantas medicinales si no se hace bajo prescripción facultativa.

* Colirio:

Es un medicamento líquido destinado a actuar sobre los ojos. Por lo general se trata de una solución acuosa que se instila en los ojos por medio de un gotero o con una bañera ocular.

Los colirios deben ser isotónicos y elaborados con el máximo cuidado posible, empleando agua hervida -preferiblemente destilada- y siguiendo las normas de limpieza y asepsia.

Estas preparaciones se deben realizar con una filtración esmerada, a fin de que no se lleguen a introducir cuerpos extraños en los ojos.

* Colutorio:

Es un medicamento líquido o semilíquido que actúa sobre la cavidad bucal. Es un preparado concentrado de plantas medicinales que se aplica sobre la garganta, amígdalas, encías o lengua, en forma de tocamientos, mediante el empleo de un pincel suave. Es útil en casos de inflamaciones muy fuertes.

* Compresa:

Las compresas de plantas medicinales combinan la acción terapéutica de sus principios activos junto con la acción ejercida por el calor.

Se elabora con un trozo de tela muy limpio de algodón, lino o gasa, el cual se impregna en un líquido medicinal caliente (obtenido por medio de una infusión, cocimiento o tintura), se exprime para eliminar el exceso de líquido y se aplica sobre la zona afectada a tratar, estando aún caliente. Se cubre con un pedazo de tela de lana o algodón, y si es necesario, con una venda, para fijarla. Cuando se enfría, se renueva la compresa con el líquido caliente y se repite todo el proceso cuantas veces sea necesario hasta lograr el efecto deseado.

Las compresas también se pueden aplicar tibias o frías, según el caso a tratar.

Las compresas suelen ser útiles para tratar los casos de contusiones o derrames. Por ejemplo, la infusión de caléndula, aplicada en frío, se emplea para tratar contusiones, magulladuras y heridas de cicatrización lenta. La maceración, de pétalos de rosas, durante un día, a temperatura ambiente, aplicada en frío, se emplea para tratar las inflamaciones oculares. La infusión de cola de caballo se emplea para tratar heridas y úlceras de difícil curación.

* Crema:

Es una emulsión de aceite en agua o agua en aceite, de consistencia semisólida, no untuosa o líquida muy espesa, empleada para la aplicación externa. Según el caso, el aceite o el agua son el medio para fijar los principios activos deseados.

D   [ A | B | C | D | E | F | G | I |  L |  M | P | S | T | U | V | Z  ]

* Disolución:

Técnica empleada para plantas con principios activos muy solubles en agua. Se trituran las plantas se sumergen en agua caliente, se agita el preparado y se filtra.

E   [ A | B | C | D | E | F | G | I |  L |  M | P | S | T | U | V | Z  ]

* Elixir:

Un elíxir es un líquido claro, dulzón, comúnmente hidroalcohólico, usado como vehículo para ciertos principios medicinales. En fitoterapia se mezclan extractos de distintas concentraciones para obtener elíxires.

* Emplasto:

Medicamento sólido, para uso externo, mezclado con sustancias grasas, resinosas o saponificadas, flexibles o adherentes, que actúan como emolientes o rubefacientes.

* Emulsión:

Forma medicamentosa líquida, de aspecto lechoso o cremoso, constituido por la dispersión de un líquido, generalmente un aceite, en pequeñísimas gotas en un vehículo acuoso. Como agentes emulsionantes pueden usarse la goma arábiga, goma tragacanto, gelatina, lecitina, y otros materiales.

Cuando se machacan las semillas medicinales con agua, los agentes activos extraídos de ellas quedan suspendidos, formando un producto terapéutico de aspecto lechoso. Según la apariencia que presenta, una emulsión puede ser de tipo oleoso o resinoso.

Las emulsiones, según su finalidad, pueden administrarse por ingestión o se pueden aplicar externamente en forma de cataplasma o compresa.

* Enema (Lavativa):

Consiste en la introducción en el colon (intestino grueso), a través del recto, de cierta cantidad de una solución diluida en agua de un preparado específico de plantas medicinales.

Para su aplicación, normalmente se emplea una bolsa de enema o una perita.

No debe aplicarse ningún tipo de enema en el caso de hemorragias; inflamaciones del intestino, de la matriz o del recto; tampoco en casos de apendicitis, peritonitis, etc.

- ENEMA EVACUANTE:

También llamado enema de limpieza, se emplea en ciertos casos de estreñimiento, para ayudar a evacuar las excesivas heces acumuladas en el colon.

Se prepara con agua hervida previamente durante 10 minutos, enfriada hasta una temperatura de 37 a 40 grados centígrados, a la cual se le ha agregado zumo de limón o un cocimiento de una planta medicinal (manzanilla, valeriana, malva, tomillo, hojas de guayaba, etc.), o café ordinario.

- ENEMA PURGANTE:

Es un proceso más enérgico que el enema evacuante. Para su preparación se suele emplear hojas de sen al 15% con un 15% de sulfato de magnesio (Sal de Epsom o Sal de Higuera).

* Enjuague Bucal (Buches):

Se trata de un lavado de la cavidad bucal, haciendo buches con una solución de un preparado de plantas medicinales en agua. Se emplea principalmente para tratar ciertas enfermedades de las encías, un dolor de muelas o simplemente como una limpieza bucal.

* Ensalada:

Algunas plantas medicinales, tales como la achicoria, apio españa, berro, diente de león, hinojo, etc., pueden ser consumidas en forma cruda, aderezada como una ensalada, o formando parte de una ensalada.

* Esencia:

Son los aceites esenciales (volátiles), sustancias usualmente de un aroma intenso, las cuales se extraen de una planta aromática, mediante el empleo de diversos procedimientos.

* Extracto:

Se elabora mediante el empleo de un proceso farmacéutico especializado que consiste en la separación de los principios activos de las plantas medicinales con un solvente apropiado, con la posterior concentración de dichos principios, por evaporación del líquido. El disolvente puede ser agua destilada, alcohol, ácido acético y otros, y los extractos obtenidos respectivamente se denominan acuosos, alcohólicos, acéticos, etc. Hay diferentes tipos de extractos, según la consistencia obtenida:

- EXTRACTO FLUIDO:

Es un preparado medicinal, presentado en forma líquida, que se obtiene por medio de la extracción de los principios activos de una planta medicinal (droga) con el alcohol, manteniendo una relación en peso constante, entre la droga y el extracto (1 cc. de extracto fluido corresponde a 1 gramo de planta medicinal).

- EXTRACTO BLANDO:

Es un extracto fluido, el cual ha sido evaporado hasta conseguir una consistencia como de ungüento.

- EXTRACTO SECO:

Es un extracto fluido que ha sido evaporado por completo hasta obtener un residuo seco, el cual es pulverizado posteriormente.

- EXTRACTO ALCOHÓLICO:

Es un producto que se puede obtener de 2 maneras:

1. Se exprime el zumo de una planta medicinal, se añade a igual cantidad en peso de alcohol absoluto, se deja en reposo durante varios días, se hierve y finalmente se filtra Se conserva en un frasco de vidrio ámbar.

2. Una cantidad de planta fresca se pone en maceración con alcohol absoluto, durante unos 8 días. Se filtra y se envasa.

Usualmente los extractos alcohólicos se administran internamente, en gotas.

F   [ A | B | C | D | E | F | G | I |  L |  M | P | S | T | U | V | Z  ]

* Fomento:

Es un tipo especial de compresa que se distingue por su forma de aplicación.

Para una fomentación se necesitan 4 toallas de algodón. La primera se coloca completamente seca sobre la parte del cuerpo a tratar. La segunda se remoja en un preparado (cocimiento o infusión) de plantas medicinales, hirviendo, se escurre totalmente y se aplica de inmediato sobre el paño seco. Se cubre con la tercera toalla, seca, y se mantiene durante 5 minutos. Luego se reemplaza el paño caliente, con el otro, remojado, escurrido y aplicado de la misma manera. El proceso se repite sucesivamente durante 30 min., tomando en cuenta que el primer paño seco se deja fijo durante todo el tratamiento.

Al concluir, se retiran todas las toallas y se fricciona la zona tratada con una esponja y agua fría, durante 2 minutos.

Los fomentos están especialmente indicados para tratar ciertos casos de artritismo, congestión pulmonar, dolor de riñón o de hígado, y lumbago. De hecho, tienen casi las mismas aplicaciones que una cataplasma, aunque generalmente es menos activa en sus efectos.

* Fumigación:

Consiste en aplicar sobre el cuerpo los humos desprendidos por una planta medicinal, al ser ésta quemada sobre una plancha de hierro muy caliente o sobre tizones de carbón.

Por ejemplo, la fumigación con hojas de eucalipto está indicada para el tratamiento de las convulsiones.

G   [ A | B | C | D | E | F | G | I |  L |  M | P | S | T | U | V | Z  ]

* Gargarismo:

Preparación acuosa (cocimiento, maceración o infusión fuerte) de plantas medicinales, destinada a actuar sobre la mucosa de la garganta. Ejerce una acción desinfectante y limpiadora, y está indicado para calmar el dolor y disminuir inflamaciones de las amígdalas y la garganta.

Cada toma de la preparación se mantiene en la garganta, haciendo gárgaras, usualmente sin ingerirla, pero en algunos casos es preferible ingerirla -como cuando se hacen gárgaras con limón y miel-. Se repite el proceso varias veces. Es más conveniente renovar el líquido con más frecuencia que usar preparados muy concentrados. La temperatura debe ser natural, ni fría, ni caliente.

Las plantas usadas con más frecuencia son la manzanilla, la malva, la salvia, el zumo de limón y otras más.

* Gelatina:

Pasta de consistencia viscosa, elaborada en base a un preparado medicinal, azúcar lavado o moscabado, y materia gelatinosa (usualmente agar-agar).

I   [ A | B | C | D | E | F | G | I |  L |  M | P | S | T | U | V | Z  ]

* Infusión [ver: mezcla de plantas]:

Preparación líquida con la que se extraen los principios activos de una planta medicinal a través del agua en ebullición.

Este es el procedimiento más usado, y a su vez conveniente y fácil, para la preparación de las plantas medicinales (especialmente de las partes tiernas y blandas). Mediante este método, debido al tiempo relativamente corto de exposición al calor, se minimiza la pérdida de los principios activos volátiles.

Para la elaboración de infusiones se pueden utilizar todas las distintas partes de las plantas: raíces, cortezas, hojas, flores, frutos y semillas, usualmente secos y debidamente pulverizados.

Para su preparación es preferible emplear un recipiente de peltre, porcelana o vidrio, precalentado con agua hirviente.

La cantidad de material desmenuzado a usar oscila entre 1 (si es seco) y 2 (si es fresco) cucharadas por taza de agua. La forma más frecuente de preparación consiste en verter agua hirviente sobre la planta, y en otros casos es al revés: se agrega la planta al agua hirviendo y se retira del fuego inmediatamente. En ambos casos, se tapa el recipiente herméticamente, a fin de evitar la evaporación, se deja en reposo durante 20 a 30 minutos, y se cuela para consumirlo de inmediato.

En los casos que la temperatura de ebullición puede llegar a alterar o evaporar algún principio activo deseado, se puede usar agua previamente hervida por 10 minutos y enfriada ligeramente a un punto muy caliente o moderadamente caliente. En general, la infusión se toma entre tibio o frío. Si se quiere inducir la sudoración, para tratar un resfriado o la tos, se toma caliente.

En algunos casos, se puede agregar una pequeña cantidad de miel de abejas, para mejorar el sabor.

La mayor parte de las infusiones es preferible tomarlas durante un cierto tiempo (entre uno a varios meses), en dosis pequeñas (desde 1 cucharadita hasta ½ taza por vez), pero regulares. La dosis diaria acumulada varía de 1 a 4 tazas, dependiendo de la severidad del problema y de la potencia de la planta empleada.

Se recomienda no tomarlas antes de las comidas, sino más bien después de ellas.

* Inhalación:

Se trata de un tipo especial de baño de vapor. El paciente aspira el vapor desprendido del agua hirviente a la que se han añadido plantas aromáticas de modo que las esencias de éstas actúen sobre todo el aparato respiratorio. La cabeza de la persona debe estar cubierta con una toalla, con el fin de evitar la fuga del vapor.

Las inhalaciones conviene realizarlas ½ hora antes o 3 horas después de las comidas, siendo conveniente, al finalizar, lavarse la cara con agua fría y secarse.

Entre las plantas usualmente empleadas para aplicar inhalaciones se encuentran el eucalipto, pino, rosas, violeta, etc.

J

* Jarabe:

Los extractos vegetales tienden a tener un sabor bastante amargo, y son endulzados con azúcar o miel de abejas para hacerlos más fáciles de ingerir. El jarabe es una solución espesa de plantas medicinales, elaborada a base de azúcar o miel, en un medio acuoso o alcohólico (aguardiente o vino).

Un método común de preparar jarabes consiste en hervir, durante 1 minuto, 100 gramos de hierbas frescas o secas, en 1 litro de agua previamente hervida durante 10 minutos. Se deja en reposo durante 2 o 3 horas, y luego se filtra. Se le agrega azúcar lavado, a razón de ½ kilogramo por litro de solución, y finalmente se hierve el tiempo adecuado.

Otra forma de preparar consiste en elaborar el jarabe base, disolviendo 180 gramos de azúcar por cada 100 cc de agua, agregar los principios activos en forma de infusión, cocimiento, maceración o zumo, y hervir hasta obtener la consistencia correcta.

En algunos casos también se puede hervir directamente el material vegetal en el jarabe simple o en miel de abejas, y luego se cuela.

Según las sustancias utilizadas, los jarabes pueden ser aperitivos, balsámicos, reconstituyentes, expectorantes, etc.

Los jarabes son usados generalmente para niños y personas de paladar delicado, y son especialmente útiles para el tratamiento de la congestión mucosa, de catarros bronquiales, congestiones respiratorias y toses.

L   [ A | B | C | D | E | F | G | I |  L |  M | P | S | T | U | V | Z  ]

*Linimento:

Preparado líquido constituido por una solución o emulsión, de vehículo acuoso, alcohólico u oleoso, para aplicación externa por medio de fricción.

Por ejemplo, las fricciones con tintura o aceite de lavanda son útiles para el tratamiento local de la gota, el reumatismo y los dolores articulares. La tintura de romero se usa para tratar los calambres y los dolores nerviosos.

* Lixiviación:

Las plantas frescas trituradas se colocan en un colador de malla fina o de tela, y se hace pasar a través de ellas, agua caliente o fría. De esta forma los principios activos son arrastrados por el agua.

* Loción:

Es una solución líquida de plantas medicinales, de vehículo acuoso, que puede ser aplicada sin fricción sobre la parte afectada de la piel, bien directamente o mediante una gasa empapada en la solución.

Una loción puede presentarse en forma de tintura, aceite o ungüento.

M   [ A | B | C | D | E | F | G | I |  L |  M | P | S | T | U | V | Z  ]

* Maceración:

En una maceración, los principios activos de las plantas medicinales son extraídos mediante el contacto prolongado del material con un líquido, usualmente a temperatura ambiente, el cual puede ser agua, vino, vinagre, aceite, alcohol, aguardiente, etc.

Una maceración en agua es un proceso que consiste en sumergir una cierta cantidad de hierbas secas en agua fría, durante 12 horas, y mantenida a temperatura ambiente. Luego la mezcla se calienta ligeramente, se filtra y se endulza con miel de abejas. El agua fría tiene la ventaja sobre la caliente de no dañar ningún principio vital de las plantas.

Una maceración en vino se prepara vertiendo éste sobre una determinada cantidad de plantas medicinales y dejándola reposar durante 12 días.

La maceración es un proceso adecuado para procesar las plantas cuyas esencias son sensibles al calor o que contienen gran cantidad de aceites volátiles, preservando efectivamente dichos componentes y extrayendo sólo cantidades mínimas de sales minerales y principios amargos.

* Masticación (de partes vegetales):

El material fresco, y en otros casos seco, de ciertas plantas medicinales puede ser masticado con el fin de aprovechar adecuadamente sus principios activos.

La masticación realiza dos funciones: la saliva se mezcla con las partículas mientras son desmenuzadas, y a su vez separa determinadas sustancias que la mucosa bucal se encarga de absorber, en parte. Por esta razón se recomienda que ciertas preparaciones medicinales se mantengan en la boca (especialmente bajo la lengua) durante algunos segundos antes de tragar. Este mismo principio se aplica a las preparaciones homeopáticas.

Plantas que pueden ser usadas de esta forma son el ajo, las hojas de salvia, las bayas de enebro, el regaliz y muchas otras.

* Mezcla de Plantas:

Las plantas medicinales se pueden emplear aisladas o asociadas a otras con propiedades análogas.

Con la mezcla de varias plantas se consigue no sólo reunir las propiedades curativas de todas ellas, sino también aumentar sus propiedades específicas gracias a la interrelación de sinergismo entre los distintos componentes de la fórmula.

Hay reglas estipuladas para la combinación de hierbas en una preparación. Las mezclas se deben preparar con buen criterio, teniendo cuidado de no asociar plantas con propiedades antagonistas. Se requiere un experto conocimiento sobre la compatibilidad química y botánica de las diferentes plantas medicinales, con el fin de poder formular una mezcla óptima, usando las especies adecuadas y en las proporciones correctas.

Cada fórmula parte de la planta especialmente indicada para cada caso (el remedio básico), añadiendo luego otra(s) que tenga(n) las mismas propiedades (un coadyuvante para complementarlo o reforzarlo), de forma que aumente los efectos de la primera.

A menudo se agrega un correctivo (una planta destinada a mejorar el sabor, aroma y la tolerancia al medicamento) e igualmente se puede agregar una planta con el fin de mejorar el aspecto de la mezcla.

Una fórmula típica puede estar constituida por 3 partes de plantas con los principios activos, 1 parte de plantas aromáticas, 1 parte de planta demulcente, y en algunos casos se agrega 1 parte de una planta laxante.

P   [ A | B | C | D | E | F | G | I |  L |  M | P | S | T | U | V | Z  ]

* Pasta:

Es una pomada que tiene una fuerte proporción, generalmente la mitad de se peso, de polvos insolubles en la base, para la aplicación cutánea. Absorben las secreciones cutáneas.

* Polvo:

Las partes secas de plantas medicinales son trituradas por medio de un mortero u otro dispositivo o procedimiento mecánico, hasta reducirlas a un polvo muy fino. El producto final suele ser obtenido luego de un tamizado a través de un tamiz tan fino, según como deba ser la calidad y forma de uso del producto deseado.

Los polvos pueden ser ingeridos directamente, disueltos en un líquido (agua, leche o sopa), mezclados con algún producto como la miel de abejas o una mermelada, rociado sobre algún alimento o tomado en una cápsula de gelatina. La dosis más común es una "pizca", la cantidad que puede ser tomada en la punta de un cuchillo de mesa, que contiene aproximadamente 1 gramo. En ocasiones, son introducidos en bolsitas para preparar infusiones. Los polvos de hierbas, comprimidos en forma de tabletas, por lo regular se dosifican mucho más fácilmente.

Dependiendo de la presentación, los polvos, al ingerirlos, es deseable dejarlos actuar un breve tiempo en la boca, antes de tragarlos.

Para el uso externo, las hierbas pulverizadas se pueden mezclar con aceite, vaselina o un poco de agua, y se aplican sobre la piel, para tratar las heridas, inflamaciones, contusiones, etc.

* Pomada:

Preparado para uso externo, de consistencia blanda, untuoso y adherente a la piel o mucosas. Las pomadas están constituidas por uno o más ingredientes activos, y un excipiente o base, que les da masa y consistencia. La base puede ser de distintos materiales:

1. Base oleaginosa: el ingrediente más ampliamente utilizado en la vaselina de color blanco (petrolato blanco, U.S.P.) y con menos frecuencia se usa el petrolato (vaselina amarilla). Para obtener mayor consistencia, se puede agregar cera blanca, cera amarilla o espermaceti.

2. Base absorbente: se usa la lanolina mezclada preferentemente con ésteres del colesterol.

3. Base emulsiva: son cremas.

4. Base hidrosoluble: constituidas por el polietilenglicol.

S   [ A | B | C | D | E | F | G | I |  L |  M | P | S | T | U | V | Z  ]

* Saquito:

Cuando no hay disponibles plantas medicinales frescas para su aplicación externa directa, las hierbas secas trituradas se introducen en un saquito o bolsita de tela de algodón o de gasa (usualmente del tamaño de una mano), se sumerge en agua bien caliente durante 5 minutos, y se aplica directamente sobre el área de la piel a tratar, durante ½ hora.

Las plantas más usadas son el romero y la salvia.

* Sinapismo (ver: cataplasma):

Se trata de un tipo de cataplasma que produce efectos muy característicos. Es elaborado a base de harina de semilla de mostaza negra mezclada con agua tibia hasta formar una pasta suave. Esta pasta aplicada en forma de cataplasma provoca un enrojecimiento e irritación de la piel, promoviendo la afluencia de sangre y la consiguiente descongestión de los órganos internos. Para evitar que la irritación sea excesiva, se puede moderar la acción del sinapismo agregando harina de linaza a la mezcla, pero aún así es necesario limitar el tiempo de duración de su aplicación. De todas formas, el tiempo de tratamiento depende de la resistencia a la irritación de la piel de la persona tratada.

Para concluir el proceso, se retira suavemente el cataplasma, y en caso de quedar pegado a la piel, se humedece y se termina de lavar con agua tibia. Finalmente se aplican polvos de talco para suavizar la irritación.

Los sinapismos son útiles para el tratamiento de congestiones pulmonares, neumonías, bronquitis y pulmonías, en cuyos casos se aplican sobre el pecho o sobre la espalda. En el caso de inflamaciones de vejiga y riñones, se aplican en la espalda sobre las áreas correspondientes. Para el tratamiento de meningitis y neuralgias, se aplican en las pantorrillas o en los tobillos.

* Supositorio:

Preparado sólido, de forma cónica o de bala, destinado a introducirse en el recto, y que se funde, se ablanda o se disuelve a la temperatura del cuerpo. Los excipientes o bases más comúnmente usados son la manteca de cacao, la glicerina solidificada con gelatina y los polietilenglicoles.

T   [ A | B | C | D | E | F | G | I |  L |  M | P | S | T | U | V | Z  ]

* Tableta (Comprimido):

Es una forma medicamentosa sólida, de forma generalmente discoidea, obtenida por compresión, mediante aparatos especiales, de los polvos medicamentosos y un excipiente -que no siempre se usa- que facilita su preparación, y que se administra generalmente por deglución.

Las tabletas pueden recubrirse con una capa azucarada, a fin de mejorar el sabor y protegerla de la acción de la humedad; éstas tienen una forma convexa, y se denominan grageas.

A veces es necesario que la tableta esté recubierta de una material especial, para que no se desintegre en el estómago sino en en el intestino, ya sea porque la droga irrite la mucosa gástrica o porque se descomponga con el jugo gástrico. Estas se denominan tabletas de capa entérica.

* Tintura:

Una tintura es una solución, alcohólica, pero usualmente hidro-alcohólica, que contiene, en concentraciones relativamente bajas, los principios activos presentes en las plantas medicinales utilizadas en su preparación.

La tintura generalmente se obtiene macerando en alcohol etílico, de graduación adecuada (usualmente de 70 grados), una cantidad definida de planta medicinal, seca y desmenuzada (usualmente el 20% del peso del alcohol), durante el tiempo suficiente (unos 5 días), revolviendo la mezcla 2 veces al día, para permitir que todos los principios activos pasen de la planta a la solución alcohólica. Se filtra el líquido resultante, y finalmente se añade alcohol de la misma graduación hasta llegar al peso inicial.

Las tinturas se suelen usar en forma muy diluida, de entre 15 a 25 gotas en unas 4 cucharadas (¼ de taza) de agua, y se toman 3 veces al día, ½ hora antes de cada comida.

Al igual que otros extractos alcohólicos, las tinturas se conservan por largos períodos de tiempo.

Las tinturas se utilizan como la base para la elaboración de los preparados homeopáticos.

También se utilizan para preparar fricciones.

* Tisana: Ver infusión.

U   [ A | B | C | D | E | F | G | I |  L |  M | P | S | T | U | V | Z  ]

* Ungüento:

Para su preparación se mezcla una pequeña cantidad (1 parte) de la(s) planta(s) medicinal(es) deseada(s), en forma desmenuzada o pulverizada, con un excipiente graso hirviendo (4 partes), usualmente la vaselina (pero también se usan el sebo, la lanolina, y otros), manteniendo la cocción por un tiempo adecuado, obteniéndose una solución que al filtrarse y enfriarse, adquiere un aspecto cremoso. El preparado tiene una gran capacidad de conservación, y se guarda en tarros, listo para su uso.

Según un método tradicional, los ingredientes se hierven en agua hasta extraer los principios activos deseados, se cuela y se le agrega aceite de oliva, se hierve hasta evaporar el agua por completo, se agrega cera de abejas, se mantiene a fuego lento y revolviendo, hasta obtener una consistencia firme y homogénea.

Los principios activos de las plantas medicinales aplicados en forma de ungüentos, pueden actuar sobre la piel durante extensos períodos de tiempo, y de esta manera contribuyen a acelerar la cicatrización, especialmente en los casos de heridas, contusiones y derrames.

V   [ A | B | C | D | E | F | G | I |  L |  M | P | S | T | U | V | Z  ]

* Vino Medicinal:

Un vino medicinal se prepara macerando durante un tiempo bastante prolongado, un puñado de plantas medicinales, frescas o secas, bien desmenuzadas, en cierta cantidad de vino blanco o tinto, de buena calidad y de adecuada gradación alcohólica. Posteriormente se cuela y se envasa en frascos de vidrio de color ámbar.

El vino debe ser tinto cuando las propiedades de la planta son astringentes, y blanco (usualmente tipo Moscatel), cuando son diuréticas. Sin embargo, usualmente no debe emplearse el vino tinto, porque el tanino que contiene, precipita los alcaloides presentes en la planta medicinal.

Las plantas frescas que se suelen extraer en vinos sirven como tónico general, así como de remedios específicos.

Para su uso, se administra de 2 a 4 cucharadas, 3 veces al día, ½ hora antes de las comidas.

Por ejemplo, los frutos maduros (rojos) de la rosa silvestre, machacados y macerados durante una semana en vino blanco, proporcionan vitamina C y alivian malestares de la vejiga.

Z   [ A | B | C | D | E | F | G | I |  L |  M | P | S | T | U | V | Z  ]

* Zumo:

El zumo es la parte líquida de una parte fresca de una planta medicinal. Se puede obtener a partir de las plantas o frutos frescos, cortando finamente, triturando para reducirlo a una masa semilíquida, y exprimiendo o prensando, a mano o mecánicamente; al residuo que queda se le agrega una pequeña cantidad de agua fría (previamente hervida por 10 minutos), se mezcla bien y se exprime nuevamente.

También se pueden obtener algunos zumos mediante el empleo de la licuadora.

Igualmente, el zumo se puede obtener directamente mediante el empleo de un extractor centrífugo.

Si sale muy espeso, puede ser diluido con un poco de agua.

Este es un buen método para extraer de las plantas medicinales los componentes solubles en agua, especialmente aquellos que son sensibles al calor.

Los zumos se caracterizan por ser esencialmente alimenticios, refrescantes y terapéuticos. Son muy ricos en vitaminas y minerales, y una forma excelente de obtener estos nutrientes.

Para su consumo, según la necesidad, de 1 a 3 cucharadas de zumo se diluyen en 3 veces su volumen de agua, y normalmente se toman 3 veces al día, ½ hora antes de las comidas.

El zumo debe ser consumido fresco, dentro de un lapso breve después de su extracción. Su capacidad de conservación es escasa, dado que el contenido de vitaminas y de ciertos principios activos declina rápidamente y los procesos de fermentación y degradación iniciados van avanzando.

Los zumos vegetales se pueden conservar por muy poco tiempo, en recipientes de vidrio o cerámica, bajo refrigeración.

 

 

Es vital que cada uno aporte lo mejor de lo suyo en cuanto a sus potencialidades, tiempo y esfuerzo, tanto personal como institucional, a fin de poder llevar adelante nuestras programaciones para este año.

¡¡¡El futuro de Venezuela, del Estado Lara, de las Zonas Altas, de las Áreas Naturales Protegidas y de sus Recursos Hídricos dependen del compromiso de todos!!!

 

2010: Año Internacional de la Diversidad Biológica

 

2005-2015: Decenio Internacional para la Acción “El agua, fuente de vida”

 

Red de Aliados para la Sinergia en la Gestión Ambiental del Estado Lara

Sitio Web "Musguito": http://musguito.net.ve

Administrador Web: Francisco Lau

Dirección Postal: Apartado Postal 549, Barquisimeto 3001-A, Estado Lara, Venezuela

Correo Electrónico: reflexionambiental @ yahoo.com.mx / sinergialara @ gmail.com (sin espacios)

Boletín Electrónico "Musguito":  http://mx.groups.yahoo.com/group/musguito (musguito@yahoogrupos.com.mx)

Grupo "Sinergia Lara":  http://groups.google.com/group/sinergia-lara (sinergia-lara@googlegroups.com)

Solicitamos apoyo financiero (vía patrocinio) para seguir manteniendo y ampliando este sitio web

Foto de fondo y Diseño web: Francisco Lau

Creada: 26/03/2010 - Actualizada: 29/03/2010