Musguito

Red de Aliados para la Sinergia
en la Gestión
Ambiental del Estado Lara

Correo-E: reflexionambiental @ yahoo.com.mx
(sin espacios)

"Uniendo Voluntades Hacia el Desarrollo Endógeno Comunitario Ambientalmente Sustentado"

 

 Inicio | Índice | Índice Alfabético | Presentación | Objetivos | Efemérides

Musguito | Caracterización | Problemática | HelechosCardenalito

Documentos | Reflexión | Bosque Macuto | Salud

Red de Aliados | Galería | Agenda | Programa | Minutas | Mensajes

Patrocinantes | Enlaces | Noticias | Correos | Visitas

 

Red de Comunicación e Información Ambiental

Ingresa en
http://mx.groups.yahoo.com/group/musguito/join

para recibir nuestros Boletines Informativos

Consultar este grupo

Grupos de Google
Suscribirte a Sinergia Lara
Correo electrónico:
Consultar este grupo

Coloca nuestros correos en tu lista de contactos admitidos, para recibir nuestros Boletines Informativos.

reflexion_ambiental@yahoo.com.mx

reflexionambiental@yahoo.com.mx y sinergialara@gmail.com 

Colabora con el Mantenimiento de este sitio web Musguito
dando un aporte mensual fijo como Patrocinante Personal o Institucional

 

Salud Integral

"Mantener la Salud de Nuestro Cuerpo, Alma y Espíritu es Conservar la Vida"

Biblioteca en Línea sobre la Alimentación Sana, Salud Integral y Calidad de Vida

 

Etnobotánica: información sobre las plantas medicinales

Autor: Francisco Lau

 

Fitoterapia: Índice Descriptivo de los Principios Activos

 

ÁCIDOS ORGÁNICOS (Libres, en forma de sales y ésteres)

Las plantas medicinales que, en mayor o menor cantidad, contienen ácidos libres o sus sales, tienen propiedades atemperantes y moderadoras.

Entre este grupo podemos mencionar: fresa, granado, limón criollo, piña, semeruco, tamarindo.

Los ácidos orgánicos presentes en las células vegetales (particularmente en los frutos) se encuentran generalmente en forma soluble, libres o combinados formando sales, ésteres o glicósidos.

 

CLASIFICACIÓN DE LOS ÁCIDOS ORGÁNICOS

A. Ácidos Alifáticos

1. Saturados

- Ácido Acético: presente en todas las células en la forma de acetilcoenzima A.

- Ácido Butírico: presente en la uva en forma de éster volátil.

- Ácido Fórmico: presente en el guaritoto.

- Ácido Isovalérico: forma parte de la esencia de Valeriana, dándole su típico olor repugnante.

 

2. Insaturados

- Ácido Crotónico y A. Tíglico: presentes en el Croton.

 

B. Alifáticos monocarboxílicos (con grupos funcionales)

1. Alcoholes

- Ácido Glicérico: presente en la remolacha (zumo), tabaco (hojas) y uvas.

- Ácido Láctico: presente en semillas de leguminosa y sobre todo en frutos de plantas de la familia Rosaceae.

 

2. Aldehídos

- Ácido Glioxálico: presente en la caña dulce (jugo), ciruela, manzana, uva verde.

 

3. Cetonas

- Ácido Pirúvico: presente en el ajo (zumo), cebada, papa y zanahoria.

 

C. Alifáticos di y tri-carboxílicos

- Ácido Aconítico: se encuentran trazas en los jugos de caña dulce, remolacha y tomate.

- Ácido Cítrico: abundante en la naturaleza, sobre todo en los frutos cítricos.

- Ácido Fumárico: presente en el arroz, manzana verde y zumos de arce, caña dulce y remolacha.

- Ácido oxálico: profusamente difundido.

- Ácido oxalacético: presente en representantes de las familias de las Graminae y Leguminosae.

- Ácido succínico: extensamente distribuido en jugos de frutos.

- Ácido D-Tartárico: presente en los frutos de aguacate, cambur, ciruela, greifrú, manzana, mora, piña, tamarindo y tomate.

 

D. Ácidos derivados de Azúcares

- Ácido Galacturónico: presente en representantes de la familia de las Rosaceae, particularmente en la ciruela, durazno, melocotón, pera.

- Ácido Glucurónico: presente en la cebada germinada, ciruela y manzana.

- Ácido Múcico: presente en la ciruela, remolacha.

- Ácido Sacárico: presente en el caucho indiano (látex) y piña.

 

E. Acidos Carbocíclicos Monocarboxílicos

1. Acidos Aromáticos

- Ácido Benzoico: presente en el anís estrellado, resina del benjuí, y bálsamos de Tolú y del Perú.

- Ácido Caféico: presente en el café, espino blanco (frutos), mate, manzanilla, quina (corteza).

- Ácido Cinámico: presente en las resinas de benjuí y del estoraque, bálsamos del Perú y Tolú, y hojas del canelo y alcanforero.

- Ácido Clorogénico: muy común en representantes de la familia Rosaceae, en cereza, ciruela, manzana, melocotón, pera, etc.

- Ácido p-Cumárico: en la resina de zábila y de ciertos pinos.

- Ácido Ferúlico: en las resinas obtenidas de la raíz y rizoma de la asafétida, cortezas del laricio y catalpa.

- Ácido Gálico: presente en el aguacate (semilla), café, cedros (corteza), gayuba (hojas), tabaco, té.

- Ácido Protocatéquico: presente en algunos taninos del anís estrellado, cebolla, totumo.

- Ácido Salicílico: presente en el sauce (corteza) y en los frutos de albaricoque, ciruela, melocotón, mora, uva.

- Ácido Vanillínico: presente en la vainilla (fruto).

 

2. Ácidos Alicíclicos

- Ácido Quínico: se encuentra en los frutos de las Rosaceae, el cambur, la quina (corteza), pinos (corteza), tabaco, tamarindo (frutos).

- Ácido Shukímico: se encuentra en el anís estrellado, fresa, grosella, manzana, membrillo, pera.

 

ACEITES ESENCIALES

Los aceites esenciales son componentes vegetales muy volátiles, escasamente solubles o insolubles en agua. Se caracterizan por su olor intenso, usualmente agradable. Son sustancias muy frecuentes en el reino vegetal.

En fitoterapia se incluyen dentro de este grupo las especies medicinales que contienen "aceites aromáticos" en una cantidad relativamente elevada (entre 0,1 y el 10 %).

Dentro de las estructuras de las plantas, estos aceites son depositados en "recipientes" especiales, las células grasas, las vías o los pelos oleaginosos.

Los aceites esenciales están constituidos por numerosas sustancias diferentes y, en algunos casos, se han podido identificar más de 50 componentes.

 

USOS DE LAS PLANTAS CON ACEITES ESENCIALES

Las plantas medicinales que contienen aceites esenciales poseen, en general, las siguientes propiedades terapéuticas:

- Antiespasmódicas.

- Antiinflamatorias, en las irritaciones cutáneas.

- Diuréticas.

- Expectorantes.

- Tonificantes, sobre el estómago, el intestino delgado, el hígado y la vesícula biliar.

Las plantas medicinales con aceites esenciales pueden ayudar a combatir a los agentes patógenos, a las bacterias y a ciertos virus.

 

AGUA

El agua es uno de los compuestos inorgánicos más importantes para la vida, y su calidad (determinada por sus cualidades energéticas y físico-químicas) es determinante en el desarrollo de todos los procesos vitales.

La mejor fuente de agua fisiológicamente activa la aportan los representantes del reino vegetal, y en especial, las frutas y vegetales.

 

ALCALOIDES

Estas son sustancias de origen vegetal caracterizadas por contener en su estructura química un grupo nitrogenado básico, generalmente cíclico.

En general son sustancias muy activas y en cierta medida son "venenos medicinales"; por lo común son productos de gran toxicidad, según la dosis administrada. Sin embargo, cabe destacar que, aunque la toxicidad de los alcaloides es casi general, y que de hecho hay algunos como la atropina y la adrenalina, de los cuales una dosis de apenas unos miligramos son mortales, también es cierto que hay otros como la quinina y la efedrina, los cuales a dosis mayores no representan ningún peligro.

Las plantas que contienen alcaloides como componentes principales no son indicadas para una terapéutica convencional, particularmente en forma de preparados caseros. Sin embargo, la industria farmacéutica puede emplear las plantas alcaloideas en grandes cantidades.

Ejemplos de estos alcaloides son la atropina (toxina proveniente de la belladona, la morfina (de la amapola o adormidera) y la colchicina (del cólquico).

Los alcaloides, por la liposolubilidad de sus bases nitrogenadas, actúan principalmente sobre los órganos y sistemas ricos en tejidos lipoides, como sucede en el sistema nervioso.

Se presentan sustancias alcaloideas en menor proporción en las especies "no tóxicas". Estas están presentes como sustancias secundarias, reforzando la acción curativa de la planta, sin destacar por su parte de un modo especial.

 

ACCIÓN DE ALGUNOS ALCALOIDES EN EL ORGANISMO

ACONITINA: Este es el alcaloide contenido en el acónito (Aconitum napellus) y otras especies del mismo género (A. ferox y A. septentrionale.

Supera en toxicidad al curare y a la conina. En mínimas dosis, debilita el pulso y reduce su ritmo. En dosis mayores, induce vómitos y espasmos, y produce la paralización del corazón y la respiración.

 

ATROPINA: Este es el alcaloide de la belladona, (Atropa belladona) y del estramonio (Datura estramonium). Dicha sustancia se encuentra en el follaje joven, decreciendo su cantidad al envejecer la planta.

Su efecto sobre el organismo se debe a que actúa sobre los nervios que inervan los vasos sanguíneos, el corazón, las glándulas y los demás órganos de musculatura lisa, produciendo primeramente la excitación de ciertas partes del sistema nervioso y finalmente actúa como paralizante.

 

CANNABIS: La marihuana (Cannabis indica) es una variedad del cáñamo común, del cual se diferencia por las abundantes glándulas presentes en las inflorescencias femeninas, que segregan una especie de látex resinoso.

Actualmente esta es la droga de mayor consumo en el mundo. Sus efectos obran sobre el cerebro, produciendo un estado de ensueño agradable, en el cual el cuerpo parece flotar, generando un bienestar aparente, tanto físico como psíquico, manteniendo el individuo un cierto nivel de conciencia.

La habituación al consumo de la droga genera una adicción que conduce al individuo a la indolencia, la despreocupación y la irresponsabilidad, y sobre todo a drogas de efectos más terribles.

 

CURARE: El curare es una masa pastosa de color parduzco, la cual se extrae de la corteza de ciertas especies del género Strichnos, especialmente del S. toxifera, el cual crece en las regiones del Río Orinoco y del Río Amazonas.

El curare es el veneno vegetal más conocido, el cual es empleado por los indígenas de América del Sur para envenenar sus dardos y flechas. Esta sustancia tiene la propiedad, aún en dosis mínimas, de paralizar los órganos terminales de los nervios motores. Su acción se inicia en las extremidades, posteriormente en los nervios de la cabeza y tronco, y finalmente paralizando el corazón.

 

DIGITOXINA: La digital (Digitalis purpúrea) es una planta que contiene varios glucósidos y alcaloides. La digitoxina es el alcaloide de las hojas y la digitalina el de las semillas.

Estas sustancias actúan directamente sobre el corazón y los vasos sanguíneos, haciendo más lento el pulso al aumentar la sangre impulsada por el corazón.

Esta droga se emplea para el tratamiento de los casos de hipertrofia idiopática y de dilatación por lesión valvular. Se administra con grandes precauciones en forma de infusión o de tintura.

 

ESTRICNINA: Es un alcaloide que junto con la brucina se encuentra en la nuez moscada (Strychnos nux vomica).

La estricnina es un veneno que se caracteriza por producir fuertes espasmos reflejos. Su acción produce gran excitación de la médula espinal, una respiración acelerada, y finalmente la persona envenenada sucumbe bajo los espasmos que caracterizan la parálisis del sistema nervioso central. Usada en pequeñas dosis produce fuertes erecciones, lo que ha inducido a pensar que se trata de un afrodisíaco muy eficaz.

 

MORFINA: El opio es un líquido lechoso que brota de las incisiones practicadas en la amapola o adormidera (Papaver somniferum). Este producto contiene numerosos alcaloides, y entre ellos, el más importante es la morfina, que se encuentra en la proporción de entre 8 a un 12 por ciento.

La acción del opio se inicia con una disminución de la sensibilidad al dolor, seguida de una sensación de una laxitud placentera, siendo difícil tratar de concentrar la atención sobre una idea determinada, la imaginación vaga y se da rienda suelta a la fantasía. Por último, se entra en una fase de adormecimiento profundo.

El uso prolongado del opio o de la morfina se acompaña de alteraciones orgánicas tales como el estreñimiento, inapetencia, insomnio, desnutrición y pérdida general del vigor físico. También se producen alteraciones psíquicas, las cuales se presentan en forma de ofuscación, debilidad de voluntad, pérdida de memoria, incapacidad para el trabajo, neuralgias, temblores, impotencia, etc.

 

MUSCARINA: Este es el alcaloide de uno de los hongos más venenosos, la Amanita muscaria, el cual es causante del 95% de las muertes debidas a intoxicación por ingestión de hongos silvestres.

Ciertas tribus Siberianas lo utilizan en pequeñas dosis, bien controladas, como agente embriagante que provoca una exaltación psíquica y al mismo tiempo una sensación de fortaleza corporal y potencia sexual.

 

QUININA: Este es el principal alcaloide presente en la corteza de la quina y es el alcaloide vegetal más importante, conocido hasta ahora.

Se utiliza para inducir el descenso de la fiebre, y está considerado como el medicamento natural idóneo para el tratamiento de la malaria y las fiebres tropicales. También se puede emplear contra la tosferina.

 

CARBOHIDRATOS

Los carbohidratos son sustancias orgánicas compuestas de moléculas de carbono, hidrógeno y oxígeno, que se presentan bajo la fórmula empírica Cn(H2O)n.

Los carbohidratos incluyen a los azúcares y otras sustancias relacionadas, todos los cuales pueden ser simples o complejos. Son sustancias de reserva y material estructural de los tejidos y constituyen hasta un 90% de la materia vegetal seca.

 

CLASIFICACIÓN DE LOS CARBOHIDRATOS

I. Monosacáridos (Azúcares reductores u Osas)

Son los azúcares más simples o sencillos.

A. Aldosas

1. Triosas: gliceraldehido

2. Tetrosas: eritrosa, treosa

3. Pentosas: ribosa, arabinosa, xilosa, lixosa

4. Hexosas: alosa, altrosa, glucosa (es el monosacárido más común e importante), manosa, gulosa, idosa, galactosa, talosa.

5. Heptosas

6. Desoxiazúcares

 

B. Cetosa: fructosa (Es el azúcar de las frutas, y en la naturaleza se encuentra tan abundantemente como la glucosa).

C. Derivados de las Osas

1. Osas aminadas

2. Ácidos urónicos

3. Polialcoholes

4. Esteres

 

II. Sacáridos (Osidos)

A. Holósidos

1. Oligosacáridos

a. Disacáridos (sacáridos más comunes)

i) Reductores: maltosa, celobiosa, genciobiosa

ii) No reductores: sacarosa (Es el azúcar que se extrae de la caña de azúcar y de la remolacha azucarera).

 

b. Trisacáridos: rafinosa, gencianosa

c. Tetrasacáridos: estaquiosa

2. Polisacáridos (Poliholósidos)

a. Homogéneos: almidón, celulosa, inulina (Es un polisacárido de peso molecular muy alto y está formado exclusivamente de fructosa. Es un carbohidrato ideal para los diabéticos. Se encuentra abundantemente en las raíces de especies de la familia de las compuestas, en las que sustituye al almidón como sustancia de reserva, tal como en el helenio, Inula helenium), arabanos, xilanos

b. Mixtos: gomas, mucílagos, pectinas (son polisacáridos que suelen acompañar a la glucosa y ejercen un papel aglutinante en las partes carnosas de las plantas), alginatos.

 

B. Glicósidos (Heterósidos)

 

III. Glúcidos Complejos: Glicolípidos. Glicoproteínas. Nucleótidos, nucleósidos, ácidos nucleicos

 

ENZIMAS

Las enzimas son muy utilizadas en la medicina por su poder proteolítico y son usadas en la formulación de medicamentos indicados para el tratamiento de trastornos gástricos y, así, favorecer la digestión.

Estas sustancias son utilizadas para ablandar las carnes demasiado duras, siendo frecuente el uso de la papaina con estos fines.

 

FLAVONOIDES (Flavonas)

Es un grupo de distintas sustancias que tienen una misma composición química base.

El tipo y la cantidad de sustancia flavonoide presente es lo que determina la acción que una planta puede ejercer.

Sin embargo, estas sustancias manifiestan tres acciones muy características de ellas: la acción preventiva de la fragilidad capilar, la acción favorable en ciertos trastornos cardio-vasculares, y la acción antiespasmódica en el tracto digestivo.

 

GLICÓSIDOS

Son sustancias ampliamente distribuidas a través del reino vegetal, se presentan bajo una diversidad de compuestos y con una variedad de acciones y efectos.

Todos los glicósidos son compuestos formados por la asociación de un glúcido (azúcar) y un principio activo no azucarado llamado aglicón o genina. Esta última es la sustancia que determina en gran medida las características terapéuticas de la planta.

Los aglicones pueden ser un alcohol, un fenol o una sustancia que contenga nitrógeno y azufre.

Los glicósidos pueden clasificarse en sulfurados, cianógenos, flavónicos, cumarínicos, esteróidicos, etc..

Entre las plantas medicinales que contienen glicósidos sulfurados se encuentran el ajo, el alelí amarillo, la cebolla, el cebollino, la coclearia, el mastuerzo amargo, la mostaza blanca, la mostaza negra y el rábano.

Las plantas que contienen los compuestos fenólicos simples tales como la arbutina y los derivados salicílicos se dividen en dos grupos: los salicósidos (familia de las Silicaceae) y los monotropitósidos (familia de las Rosaceae). El ácido salicílico se forma a partir de estos glicósidos y tiene la propiedad de actuar sobre los centros termogénicos y sobre los vasos periféricos, ejerciendo marcadas propiedades febrífugas y sudoríficas.

Los sauces y los álamos son los únicos árboles que contienen compuestos fenólicos en las partes lignificadas de la corteza, muchos de los cuales se encuentran formando parte de los aceites esenciales.

Las plantas con los glicósidos flavónicos fueron utilizadas desde la antigüedad para teñir de amarillo la lana, el algodón y la seda. Sus propiedades terapéuticas fueron descubiertas el siglo pasado, al descubrir el sinergismo que tienen con la vitamina C.

Los glicósidos antocianósidos más conocidos son la cianidina (en el género Pelargonium), la delfinina (en el género Delphinidum) y la pelargodiera (en el género Pelargonium).

Las plantas con glicósidos flavonósidos más utilizadas en la fitoterapia son el alfajor, bolsa de pastor, brezo, centidonia, cola de caballo, espino albar, espino blanco, girasol, linaria, retama de tintorero, ruda y saúco.

Las cumarinas o glicósidos cumarínicos se encuentran presentes en numerosas especies vegetales, y en especial cuando están secas, tanto en hojas como en frutos, semillas y raíces. En general se encuentran en representantes de las familias de las Graminae y de las Umbeliferae. Desprenden un olor agradable muy característico en especies como la asperilla olorosa, el espliego y el tabaco.

 

APLICACIONES DE PLANTAS QUE CONTIENEN GLICÓSIDOS

La corteza de arraclán (Frangula alnus Miller) contiene sustancias purgantes.

La digital (Digitalis purpurea L.) contiene sustancias cardioactivas.

La primavera (Primula veris L. et Huds.) contiene principios mucolíticos.

Las flores de tilo (Tilia platyphyllos Scopoli) tienen un efecto estimulante de la sudoración.

Las propiedades amargas de muchas plantas medicinales son atribuibles a los glicósidos presentes en ellas.

 

ALGUNOS TIPOS DE GLICÓSIDOS

ARBUTINA: Este es un glicósido que se caracteriza por tener un grupo fenólico libre, el cual le confiere las propiedades que tiene como antiséptico interno de las vías urinarias.

Esta sustancia se encuentra ampliamente extendida en las plantas pertenecientes a las familias de las Ericaceae y las Pirolaceae. Un representante típico del primer grupo es la gayuba (Arctostaphyllos uva ursi), caracterizada por su acción desinfectante y desintoxicante de las vías urinarias, la vejiga y los riñones.

 

ESCULINA: Este glicósido se encuentra presente en la corteza del castaño de Indias (Aesculus hippocastanum), el cual es usado para el tratamiento de las hemorroides.

 

CICHORINA: Esta sustancia, muy similar a la esculina, procede de las flores de la achicoria (Cichorium intybus).

 

SAPONINA: Las saponinas son glicósidos muy ampliamente distribuidos en el reino vegetal, y se caracterizan por formar soluciones coloidales que al ser agitadas producen una espuma jabonosa. Esta sustancia se extrae del palo de jabón (Quillaja saponaria).

 

MINERALES

Los minerales cumplen un papel fundamental en el mantenimiento de la salud del individuo, y las deficiencias de muchos de ellos se manifiestan en alteraciones orgánicas muy específicas.

Algunos minerales se requieren en mayores cantidades y otros los necesitamos en cantidades vestigiales, pero todos son imprescindibles para el funcionamiento y desarrollo armónico del organismo.

Las principales fuentes de minerales se encuentran en la mayoría de las plantas comestibles y en muchas plantas medicinales.

Los minerales cumplen en el organismo tres funciones principales:

- Contribuyen a la formación y conservación del esqueleto.

- Forman parte de la estructura celular, como componentes de muchos compuestos orgánicos, tales como nucleoproteínas y fosfolipinas.

- Participan en el desarrollo de muchos de los procesos y funciones orgánicos.

 

AZUFRE: Ajo, berro, cocuy, guayabo, hinojo (semillas), llantén, pringamoza, quimbombó (tierno).

 

CALCIO: Ajonjolí (semilla), alfalfa (ramas), cebolleta, col, cola de caballo, diente de león, guayabo, linaza, llantén, manzanilla, quimbombó (tierno), sagú (arrurruz).

 

CINC: Cocuy, grama San Agustín, guayabo, llantén, zábila.

 

CLORO: Todas las plantas contienen alguna cantidad de cloro en la forma de cloruro de sodio.

 

COBALTO: Consuelda (comfrey), malojillo, túa-túa.

 

COBRE: Cocuy, sanguinaria, zábila.

 

CROMO: Cocuy, zábila.

 

ESTAÑO: Zábila.

 

FLÚOR: Ajo, berro, guayabo.

 

FÓSFORO: Ajo, ajonjolí (semillas), alcaravea (semillas), berro, caléndula (flores), regaliz (raíz).

 

HIERRO: alfalfa, berro, fresa (hojas), lochita, perejil, pringamoza.

 

IODO: alfalfa, algas marinas (dulse, kelp, etc.).

 

MAGNESIO: alfalfa, algas marinas (dulse, kelp), berro, col, diente de león, menta, perejil, quimbombó (tierno), zanahoria (hojas).

 

MANGANESO: Caléndula, orégano, zanahoria (hojas).

 

NÍQUEL: Jengibre, granado.

 

POTASIO: Berro, borraja, consuelda (comfrey), diente de león (hojas), hinojo, llantén, manzanilla, menta, perejil, zanahoria (hojas).

 

SÍLICE: Cola de caballo.

 

SODIO: Berro, cebolleta, hinojo (semillas), pringamoza, quimbombó (tierno).

 

VANADIO: Zábila, zanahoria (hojas).

 

MUCÍLAGOS

Los mucílagos son sustancias que contienen hidratos de carbono que tienen la propiedad de hincharse fuertemente con el agua, dando por resultado un líquido viscoso.

Las plantas mucilaginosas están ampliamente distribuidas en el reino vegetal, aunque solamente unas pocas especies contienen mucílago en cantidades terapéuticamente aprovechables. Como ejemplos podemos citar el malvavisco (Althaea officinalis L.), el liquen de Islandia (Cetraria islandica (L.) Ach.) y el lino (Linum usitatissimum L.).

En los demás casos, lo que con frecuencia ocurre, influyen de modo determinante en la acción de los otros principios activos.

El efecto específico más importante que producen los mucílagos vegetales es la acción emoliente y demulcente, es decir, tienden a reducir la irritación.

Las sustancias mucilaginosas se distribuyen en forma de una capa fina sobre las mucosas y tienden a protegerlas contra las sustancias irritantes locales y actúan como atenuante de la excitación. Las inflamaciones que se producen en las mucosas disminuyen rápidamente bajo ese efecto protector, aunque su efecto es solamente local, pues no son absorbidas.

 

APLICACIONES DE PLANTAS QUE CONTIENEN MUCÍLAGOS

Algunas de estas plantas alivian la tos cuando ésta es causada por estados irritativos de la garganta y la epiglotis.

Algunas plantas, tal como en el caso de las semillas de psilio (Plantago psyllium) y las de linaza, actúan como laxantes debido a que relajan el contenido intestinal al absorber agua e hincharse.

Una propiedad especial de los mucílagos es que en general atenúan los sabores, especialmente los ácidos.

 

NUTRIENTES

Los elementos nutrientes son un aporte importante de muchas plantas medicinales, y en algunos casos pueden ser una fuente importante de algunas vitaminas, minerales, enzimas y otros nutrientes.

El organismo necesita estos elementos para formar las sustancias que constituyen los tejidos estructurales, es decir, el tejido conjuntivo, los huesos y los dientes, y las propias estructuras celulares que los conforman.

Las plantas medicinales pueden aportar elementos constitutivos importantes para la formación de las enzimas corporales y las hormonas, a fin de activar los procesos metabólicos del organismo.

La presencia de estas sustancias en cantidades suficientes y en forma equilibrada es un factor fundamental para mantener la salud del individuo.

 

APLICACIONES DE LAS PLANTAS MEDICINALES QUE APORTAN NUTRIENTES

Ellas son útiles para el tratamiento de enfermedades en las que se manifiesta algún grado de deficiencia en nutrientes específicos que pueden ser obtenidos de algunas de estas plantas.

En general, en la preparación de muchas plantas medicinales, se extraen, además de los principios activos, elementos nutritivos que participan de una manera determinante en la acción terapéutica del preparado.

En ciertos casos, como ocurre con la rosa silvestre (Rosa canina L.) y el espino amarillo (Hippophae rhamnoides L.), el aporte de vitamina C de sus frutos es importante.

 

PRINCIPIOS AMARGOS

Existe un gran número de plantas cuyos componentes tienen un sabor amargo, pero en nuestro caso nos referimos a las especies cuya acción terapéutica se basa de manera exclusiva en la presencia de los llamados "principios amargos", usualmente empleados como estimuladores del apetito y de las funciones digestivas.

Todos los principios amargos actúan sobre la mucosa bucal, aumentando la secreción salivar, la cantidad de jugo gástrico y su contenido de ácido clorhídrico libre, y su acidez total.

Los principios amargos tienen un campo amplio de aplicaciones terapéuticas, particularmente para el tratamiento de las afecciones dispépticas, caracterizada por la disminución de la acción secretora y motriz del estómago, resultando en síntomas como la anorexia, opresión, eructos después de las comidas, evacuaciones irregulares, estado de ánimo hipocondríaco, etc.

Desde el punto de vista de la fitoterapia a estas sustancias se las llama amara. Estos principios amargos están divididos en varios grupos :

 

AMARGOS PUROS:

Son los productos denominados amara tónica.

Los principios amargos estimulan intensamente la secreción de jugos gástricos, y desarrollan y ejercen una acción tónica general. Por esta razón son utilizados para tratar la inapetencia o para mejorar la digestión, con muy buenos resultados.

Igualmente son utilizados con eficacia para tratar ciertos estados de debilidad: convalecencia, casos de agotamiento nervioso o anemia.

Entre los ejemplos de esta clase de plantas podemos mencionar la Centaura menor (Centaurium erythraeae Rafn.) y la Genciana (Gentiana lutea L. y otras especies). Esta última es la más conocida y utilizada, y contiene una sustancia amarga muy parecida a los glicósidos, la gentiopicrina, y está indicada para tratar la atonía del estómago. La madera de cuasia contiene cuasina, de propiedades semejantes a la genciana. Sin embargo, en dosis excesivas, produce vértigo, atontamiento y dolor de cabeza.

 

AMARGOS AROMÁTICOS:

Son los productos denominados amara aromática, que tienen un sabor amargo-aromático, debido a que contienen aceite esencial en cantidades apreciables, además de los principios amargos.

Los Amara aromática no se diferencian mucho de los amara tónica en cuanto a su acción, pero amplían su campo de aplicaciones por la acción adicional del aceite esencial.

Estos productos actúan sobre el estómago similarmente a los productos amargos puros. Normalmente este efecto se ve reforzado por la acción de los aceites esenciales, los cuales estimulan las vías reflejas de la secreción gástrica, debido a su aroma. Su influencia se extiende también hasta el intestino y las funciones biliar y hepática.

Los Amara aromática también poseen ciertas propiedades antibacterianas y antiparasitarias debido a su acción antiséptica. Estas características son especialmente útiles para el caso de los fenómenos fermentativos en el intestino.

Algunos de estos productos son ligeramente diuréticos, cuyo efecto es útil en muchos casos.

Representantes típicos de este grupo son:

- El lúpulo, que le confiere a la cerveza su sabor amargo característico; contiene lupulina, y está indicado para el tratamiento de las dispepsias acompañadas de gastralgias.

- El ajenjo (Artemisia absinthium L.), que contiene la absintina, una sustancia amarga; además de poseer sus propiedades amargo-tónico-estomacal, también se emplea como emenagogo y antihelmíntico.

- La manzanilla común es una de las plantas medicinales más empleadas. Su infusión, a temperatura ambiente, bebida por agua, es muy eficaz para tratar la atonía intestinal. Aplicada en enemas, es un eficaz tratamiento para controlar el meteorismo y la hinchazón del vientre por los gases.

Otros amargos aromáticos son el ácoro (Acorus calamus L.), la angélica (Angelica archangelica L.), la artemisa (Artemisia vulgaris L.), el cardosanto (Cnicus benedictus L.).,el diente de león, el hinojo, el mastranto, la mejorana.

 

AMARGOS PICANTES:

Son los productos denominados AMARA ACRIA, que tienen un sabor amargo-picante, debido a que también contienen sustancias picantes.

Las sustancias picantes refuerzan la acción de las sustancias amargas.

Todos los productos amargo-picantes mejoran la acción circulatoria.

De hecho, ellos contrarrestan la carga que representa la digestión para el sistema circulatorio.

Especies representativas de esta clase de plantas son el jengibre (Zingiber officinale Roscoe), la galanga (Alpinia officinarum Hance) y la pimienta (Piper nigrum L.).

 

AMARGOS ASTRINGENTES:

Son los productos amargos que contienen tanino en mayor o menor cantidad. La mayor parte de ellos son cortezas (haya, lilo, nogal, olmo, sauce),y algunos otros son hojas (lilo, nogal), frutos (lilo) o raíces (cariofilada).

La corteza de la cascarilla contiene tanino y el principio amargo cascarillina (esta planta tiene propiedad febrífuga, además de astringente). Los amargos astringentes han sido utilizados como sustitutos de la quina, en estados febriles.

 

AMARGOS MUCILAGINOSOS:

Son los productos amargos que a su vez contienen sustancias mucilaginosas.

Uno de los más destacados es el liquen de Islandia, que contiene un principio amargo llamado ácido cetrárico. Se ha utilizado como alimento, una vez seco y pulverizado.

Cocido con leche forma una pasta gelatinosa empleada para el tratamiento de los catarros y afecciones bronquiales.

 

SAPONINAS

Son glicósidos vegetales que al mezclarse con el agua producen un efecto detergente, dando lugar a la formación de una espuma permanente.

Esta mezcla puede emulsionar un aceite en el agua y posee un efecto hemolítico, es decir, destruye los glóbulos rojos y extrae un colorante de su mismo color.

 

APLICACIONES DE PLANTAS QUE CONTIENEN SAPONINAS

Estas plantas se emplean por su efecto mucolítico en los casos de tos crónica. Debido a la acción surfactante de las saponinas, el mucus denso se aclara y se facilita su expectoración.

Ejercen una ligera acción irritante sobre las mucosas gástricas y, por vía refleja, producen un aumento de la secreción de todas las glándulas, lo cual a su vez repercute favorablemente en los bronquios.

Muchas de estas plantas poseen también efecto diurético y son utilizadas para los tratamientos depurativos de la sangre. Otras especies curan los edemas y actúan como antiinflamatorias.

La presencia de saponinas en las plantas medicinales influye favorablemente en la absorción de otros principios activos, y es muy frecuente que la presencia de pequeñas cantidades produzca resultados considerables.

Sin embargo, el uso de las saponinas debe ser moderado, pues no son del todo inofensivas, y un exceso de ellas puede causar irritación de las mucosas intestinales.

 

TANINOS

Desde el punto de vista de su acción farmacológica, los taninos presentes en los vegetales son sustancias naturales que tienen una propiedad astringente, que les permite ligar las proteínas de la piel y de la mucosa, y transformarlas en sustancias insolubles resistentes.

Desde tiempos inmemorables, las plantas con taninos han sido empleadas por sus propiedades astringentes, como antidiarreicos y contra las quemaduras.

Su acción beneficiosa radica en el hecho de que eliminan la base de cultivo a las bacterias que han colonizado la piel y las mucosas heridas.

Existen algunas plantas medicinales que contienen taninos como principal componente (hasta en un 70%), entre ellas se encuentran la tormentilla (Potentilla erecta), la corteza de roble (Quercus robur), los arándanos (Vaccinium myrtillus).

En casos de otras plantas, los taninos constituyen componentes secundarios muy importantes por su acción terapéutica.

Finalmente, existen plantas en las que dichas sustancias constituyen un elemento perturbador por la irritación que causan al estómago, como en el caso de las hojas de gayuba (Arctostaphylos uva-ursi). En este caso, si la planta se requiere utilizar por sus otras propiedades, lo que se hace es preparar una maceración en frío, de manera que sólo se extrae un mínimo porcentaje de taninos.

 

APLICACIONES DE PLANTAS QUE CONTIENEN TANINOS

Se usan en gargarismos para las anginas, para enjuagar las encías inflamadas, en forma de apósitos para el tratamiento de las heridas y especialmente como antidiarreicos.

También se usan externamente en baños para el tratamiento de las hemorroides, los sabañones y ciertas inflamaciones de la piel.

 

VITAMINAS

Las vitaminas, al igual que los minerales, cumplen importantes funciones en la regulación del metabolismo del organismo.

Las vitaminas son elaboradas por las plantas, y su contenido varía según la vitalidad y salud de las mismas. Entre los factores que determinan la composición vitamínica de una especie están las características varietales y las condiciones ambientales en las que crece. Las variedades silvestres que crecen en suelos naturales, no adulterados por la mano del hombre, usualmente ofrecen el mejor y más balanceado aporte vitamínico.

 

ÁCIDO PANTOTÉNICO: Mango, orégano.

 

BIOTINA: Jengibre.

 

NIACINA: Alfalfa (ramas), berro, fenogreco, germen de trigo, perejil.

 

VITAMINA A: Alfalfa (ramas), berro, diente de león, onoto (semillas), perejil, quimbombó (frutos tiernos).

 

VITAMINA B1 (tiamina): Algas marinas (dulse, kelp), fenogreco, germen de trigo, quimbombó.

 

VITAMINA B2 (riboflavina): Algas marinas (dulse, kelp), azafrán, fenogreco.

 

VITAMINA B6 (folacina): Alfalfa, berro, col.

 

VITAMINA B12: Alfalfa, algas marinas (dulse, kelp), consuelda (comfrey).

 

VITAMINA C: Ajíes, berro, caléndula, orégano, perejil, rosa silvestre (frutos), saúco (frutos).

 

VITAMINA D: Berro, germen de trigo, onoto (semillas).

 

VITAMINA E: Alfalfa, ajonjolí (semillas), algas marinas (dulse, kelp), avena, berro, diente de león (hojas), germen de trigo, linaza.

 

VITAMINA G: germen de trigo, lochita.

 

VITAMINA K: Alfalfa.

 

VITAMINA P (rutina): Alfalfa, trigo sarraceno.

 

 

Farmacología Botánica <    arriba  > Uso Correcto

Es vital que cada uno aporte lo mejor de lo suyo en cuanto a sus potencialidades, tiempo y esfuerzo, tanto personal como institucional, a fin de poder llevar adelante nuestras programaciones para este año.

¡¡¡El futuro de Venezuela, del Estado Lara, de las Zonas Altas, de las Áreas Naturales Protegidas y de sus Recursos Hídricos dependen del compromiso de todos!!!

 

2010: Año Internacional de la Diversidad Biológica

 

2005-2015: Decenio Internacional para la Acción “El agua, fuente de vida”

 

Red de Aliados para la Sinergia en la Gestión Ambiental del Estado Lara

Sitio Web "Musguito": http://musguito.net.ve

Administrador Web: Francisco Lau

Dirección Postal: Apartado Postal 549, Barquisimeto 3001-A, Estado Lara, Venezuela

Correo Electrónico: reflexionambiental @ yahoo.com.mx / sinergialara @ gmail.com (sin espacios)

Boletín Electrónico "Musguito":  http://mx.groups.yahoo.com/group/musguito (musguito@yahoogrupos.com.mx)

Grupo "Sinergia Lara":  http://groups.google.com/group/sinergia-lara (sinergia-lara@googlegroups.com)

Solicitamos apoyo financiero (vía patrocinio) para seguir manteniendo y ampliando este sitio web

Foto de fondo y Diseño web: Francisco Lau

Creada: 26/03/2010 - Actualizada: 29/03/2010